*

Culto
Narcos: hablan los hombres tras el cartel de Cali

Narcos: hablan los hombres tras el cartel de Cali

El nuevo villano en la serie de Netflix es un enemigo con varias cabezas. Del desafío de interpretarlos y de lo dolorosa que es esta historia para Colombia hablan sus protagonistas.

“Eran la organización criminal más poderosa del mundo y casi nadie los conocía. Eso es parte de su grandiosidad”. Quien habla es el actor portugués Pepe Rapazote. Se refiere al cartel de Cali. En Narcos él interpreta a Chepe Santacruz, uno de los cuatro capos de esta organización que es “el enemigo” en la nueva temporada de la serie que Netflix estrenó este mes, reinventada con la historia de esta organización tras dos ciclos centrados en Pablo Escobar y el cartel de Medellín. Ha sido acaso la mejor recibida (tiene 100% de críticas positivas en el agregador Rotten Tomatoes), para fortuna de Pedro Pascal, el actor chileno que ascendió a protagonista-narrador con su interesante personaje, el agente Peña.

Pero el bando contrario no es menos atractivo. Cali fue una organización compleja y coral, un cartel que operó sigilosamente pero tuvo un poder descomunal. El actor venezolano Francisco Denis, quien interpreta a otro de los líderes, Miguel Rodríguez (que debe ser el más gravitante en la temporada), cree que ese poder se basaba en que no escatimaban recursos para comprar y sobornar a todo el mundo.

En su caso específico, cuenta que se encontró con el reto de dar vida un personaje contenido, que con poco debía decir mucho. “Para hacer el personaje hay que estudiar, es cierto. Pero al momento de hacer una escena hay que trabajar pequeños momentos y ahí se consiguen las cosas más interesantes. Por ejemplo, hay una historia de amor, una mujer que termina siendo mi pareja. Yo puedo describir a Miguel con un gesto de cómo le sirvo el vino mucho más que si yo te hablara acá de cómo era él”, explica.

Rapazote, cuyo personaje pasa más en Nueva York porque fue quien manejó en esa ciudad las operaciones de Cali, piensa parecido. “Son sólo 10 capítulos y el arco de cada personaje no es tan grande. Entonces hay que aprovechar cada escena al máximo”. Y alaba al personaje construido por Denis. “El diablo está en los detalles. Esa es la expresión que define a Miguel Rodríguez, que es tan rico con los silencios. No necesita hablar”.


Una historia dolorosa

Jorge Salcedo no es de los cabecillas del cartel, pero sí de los personajes más sorprendentes y complejos de la temporada. Como éste, el verdadero Salcedo fue jefe de seguridad de Cali y un tipo tan inteligente como el más agudo de los detectives. Su historia se contó en En la boca del lobo (2011), libro del periodista investigativo norteamericano William Rempel sobre la vida de Salcedo como insider de Cali. Fue llevado a telenovela en Colombia en 2014.

Salcedo no portaba armas, una declaración de principios: lo suyo supuestamente no era el trabajo sucio. En Narcos lo interpreta el actor sueco-español Matías Varela, y lo hace con mucha sutileza, transmitiendo lo afligido de este personaje que se debate entre los deseos de retirarse y la lealtad a sus poderosos jefes, cada vez más nerviosos.

“Es un hombre que difiere de los demás del cartel porque es un hombre de estudios”, dice Varela, conocido por roles en Los Borgia y Assassin’s Creed. “No es el típico bandido. Ha ido a la universidad y tenía una vida anterior a ésta. Cuando lo conocemos en Narcos ya tiene una familia, una esposa que no es una stripper sino una abogada”.

En un momento de la temporada su personaje le dice a los agentes de la DEA “no soy un criminal, no soy como esta gente”. Varela reflexiona: “Al ser una persona más intelectual, que eligió estar donde está, de cierta forma es más culpable. Y esa narrativa es la que me gusta del personaje. Su culpa y las ganas de borrar los errores, de lavarse las manos, como quien dice”.

“Como colombiana sé que el que toca este mundo se quema”, sostiene Taliana Vargas, actriz que interpreta a Paola Salcedo, esposa de Jorge. “No hay manera de salir victorioso manteniendo ese estilo de vida”.

Aunque menos evidente, el rol de ella fue clave en el desarrollo de la historia. “Gracias a sus valores y a su estructura representa a todos los colombianos decentes que querían luchar contra estos carteles”, dice Vargas, conocida también por haber sido Miss Colombia y virreina en el concurso Miss Mundo años atrás.

Consultada si tiene algún significado especial llegar a Narcos siendo colombiana, cree que “es una responsabilidad muy grande esto de contar las tragedias que pasaron acá”. “Pero con una mirada de no volver a esos mismos pasos, sino que a seguir evolucionando como país. Acá en Colombia existen dos puntos de vista. Están quienes ven la necesidad de contar cómo sobrepasamos este momento y otros que padecieron tanto que no quieren revivirlo, y eso es completamente aceptable”.

El venezolano Francisco Denis también cree que hay una responsabilidad. “Esto significa para Colombia una etapa de mucho sufrimiento. Entonces no puedes llegar y hacerlo como te salga. Tienes que hacerlo de forma seria. Y eso implica leer mucho y estudiar. Hay que hablar de esto, pero hacerlo lo mejor posible, lo más real, sin medias tintas”.

Sobre el autor: