*

Culto
Freddie Mercury: ocho datos curiosos del frontman de Queen

Freddie Mercury: ocho datos curiosos del frontman de Queen

Nacido el 5 de septiembre de 1946, el vocalista de la banda británica destacó no solo por su registro vocal que abarcaba una impresionante cantidad de notas, también por su personalidad totalmente entregada a hacer lo que amaba: la música.

Hace 71 años nació una estrella que pasaría a ser una leyenda de la música. Su voz fue inigualable y su desplante sobre el escenario era único. Freddie Mercury pasó a la posteridad como el frontman de una de las bandas de rock más importantes de todos los tiempos.

Aún a un cuarto de siglo de su muerte, su voz resuena en los tantos formatos musicales actuales, y canciones como “Bohemian Rhapsody” y “Somebody to love” son reconocidas masivamente aún sin ser un seguidor de Queen.

Mercury, nacido como Farrokh Bulsara, dejó una huella indiscutible en la música.

A 71 años de su nacimiento, destacamos 8 datos curiosos del fallecido cantante, recopilados por el sitio Rolling Stone.


Freddie grabó covers antes de ser publicado como parte de Queen



A comienzos de 1973, Queen se alistaba para grabar su álbum debut en los estudios Trident de Londres. El lugar era usado por grandes estrellas como David Bowie y The Beatles, por lo que ellos, como banda emergente, no tenían prioridad en los horarios, solo podían usar los estudio entre las 3 am y las 7 am, según dijo el productor John Anthony en la biografía Is This the Real Life? The Untold Story of Queen.

Una de las noches en que esperaban que la sala se liberara, Mercury entabló conversación con el ingeniero del lugar Robin Geoffrey Cable, quien buscaba una voz especial para su nuevo proyecto. Brian May y Roger Taylor se sumaron a la idea y en conjunto grabaron covers de Ronettes “I can hear music” y “Goin’ Back” de Carole King y Gerry Goffin.

Todos quedaron contentos con el resultado, pero considerando que querían publicar su álbum debut ese mismo año, decidieron usar un seudónimo. Larry Lurex fue el nombre elegido, el cual era una forma de molestar a Gary Glitter, según admitió el mismo Mercury.


Mercury diseñó el logo de la banda


El nombre Queen fue ocurrencia de Freddie. Los otros nombres que se barajaron fueron Build your own boat, The Grand Dance y The Rich Kids, pero solo Queen reflejaba el estatus que el cantante quería para la banda.

Pero no fue lo único. El escudo que representa a los músicos también nació de un ataque creativo de Mercury, sus estudios en el London Ealing Art College no fueron en vano. La base tiene características propias de los símbolos nobles y a este agregó los signos zodiacales de los cuatros integrantes: dos leones -porque Deacon y Taylor son leo- un cangrejo para May que es cáncer y dos hadas para representar virgo, el signo de Freddie.

A estos se sumó un ave fénix par simbolizar la esperanza y renovación, sobre una letra Q coronada.



Construyó un escenario para David Bowie y le vendió un par de botas

Bowie y Mercury se conocieron a finales de los 60, mucho antes de su dúo “Under pressure” (1981). Bowie daba sus primeros pasos en la música, cuando agendó una presentación en Ealing Art College, la escuela de Mercury.

Freddie, quien admiraba al autor de “Starman”, se acercó para preguntarle en qué lo podía ayudar. Bowie le asignó las labores de construir su escenario.

Poco tiempo después, Mercury y Roger Taylor abrieron un pequeño puesto en Kensington Market, donde vendían ropa vintage para financiar su naciente carrera musical. Si bien no eran muy exitosos en su emprendimiento, sí captaron la atención de Alan Mair, quien administraba el puesto de ropa ubicado frente a ellos. Mair decidió contratarlos ya que eran “muy eficientes y educados”, según dijo en el documental de BBC Freddie’s Millions.

Un día, Bowie fue a recorrer el lugar. Si bien “Space oddity” fue un éxito, de todas formas el cantante aseguraba no tener dinero. Mair dio testimonio de esta anécdota en el documental, asegurando que le ofreció unas botas gratis y que fue Mercury quien lo asistió. “Así que ahí estaba Freddie Mercury, un asistente de ventas, regalándole a la estrella pop David Bowie un par de botas que no podía costear”.



Accidentalmente le dio a los Sex Pistols su gran éxito

El 1 de diciembre de 1976, Queen debía presentarse en el talk show Today with Bill Grundy para promocionar su álbum A Day at the Races. Sin embargo, Mercury tuvo que ir al dentista, por lo que el sello EMI envió a la banda Sex Pistols en su reemplazo.

Este fue un gran salto a la fama para la banda de punk, pero no necesariamente por buenas razones. Durante el programa se mostraron agresivos, profiriendo insultos y en claro estado de ebriedad; actitud que fue altamente criticada y que por lo mismo, les dio mayor notoriedad en la prensa.



Se presentó con el Royal Ballet Company

En 1979, Wayne Eagling, director del Royal Ballet, estaba buscando un artista que acompañara una coreografía para una gala de caridad. Luego que Kate Bush lo rechazara, el cantante de Queen vino a su mente.

Si bien, en un principio Mercury pensó que era una idea descabellada, finalmente accedió. La performance requirió muchos ensayos intensivos que incluso fueron calificados como “asesinato” por el artista, según dijo a The London Evening News.

El gran estreno fue el 7 de octubre de 1979 en el Teatro Coliseo de Londres. Cantó “Bohemian Rhapsody” y “Crazy Little Thing Call Love”, mientras él y sus compañeros, danzaban a su alrededor.



“Crazy little thing called love” fue escrita en el baño

Queen viajó a Munich para grabar su álbum The Game, en junio de 1979. Recién habían llegado al hotel cuando Freddie fue a su habitación y se metió en la tina para darse un baño. Fue en ese momento que una melodía rockabilly vino a su mente. Con clara influencia de Elvis Presley -su ídolo en la juventud- Freddie pidió una guitarra acústica para concretar aquel ritmo que tenía en mente.

Su asistente Peter Hincem, le llevó el instrumento y Mercury – envuelto en una toalla- procedió a componer aquella canción. “Me tomó 5 o 10 minutos”, dijo el cantante en Melody Marker en 1981, quien luego aclaró que la guitarra no era su fuerte, solo conocía algunas acordes básicos. “No podía trabajar con tantos acordes y por esa restricción, escribí una buena canción, creo”.



Vistió a Lady Di como drag y fueron a un Club Gay

A mediados de los 80, Freddie Mercury y Lady Di o Princesa Diana de Gales, eran muy amigos. El acoso de la prensa era constante en la vida de ellos, sobre todo para Diana como parte de la realeza, por lo que Mercury decidió idear un plan para poder pasarla bien, sin estar bajo el ojo público.

Luego que Mercury, Lady Di y la actriz Cleo Rocos, pasaron la tarde en la casa del comediante Kenny Everett; Diana le preguntó al músico cuáles eran sus planes. El músico respondió que iría al Royal Vauxhall Tavern -pub gay- ubicado en Londres.

La Princesa insistió en ir, el problema era que Diana era un personaje fácil de reconocer y por ende, la noche de diversión terminaría antes de siquiera comenzar. Por ello, decidieron vestir de forma menos extravagante de lo que pensaban y para Lady Di, optaron por un look estilo drag, según cuenta Rocos en sus memorias.

El grupo logró entrar en el club sin que Diana fuera reconocida. La gente se distrajo con Mercury, Everett y Rocos, ignorando totalmente a la princesa.



Mercury grabó algunas sesiones musicales junto a Michael Jackson

El vocalista de Queen admiraba a Michael Jackson desde su primeras canciones junto a los Jackson 5. Por ello, con ambas carreras en ascenso, no fue de extrañar que en 1983 los reyes se reunieran.

Mercury viajó a la casa de Jackson en California para trabajar en tres demos: There Must Be More to Life Than This” compuesta por Queen, “State of Shock” creada por el Rey del pop y “Victory”, escrita por ambos artistas.

Sin embargo, los demos quedaron incompletos por razones que hasta ahora se desconocen. Originalmente “There Must Be More to Life Than This” aparecería en el álbum en solitario de Mercury de 1985, mientras que  “State of Shock” fue publicado como single por los Jackson junto a Mick Jagger. Por su parte, “Victory” sigue oculta.

Existen tres versiones respecto a por qué esta unión creativa no llegó a buen puerto. Mercury declaró que “nunca parecíamos estar en el mismo país el tiempo suficiente para completar lo que sea”, pero en otra entrevista dijo: “Él simplemente se quedaba en su pequeño mundo. Solíamos divertirnos mucho yendo juntos a los clubes, pero ahora no sale de su fortaleza y es muy triste”.

También desde la vereda de Mercury, su manager Jim Beach, declaró que en una de esas sesiones recibió una extraña llamada de su representado: “De repente recibí una llamada de Freddie diciendo. ‘¿Me puedes venir a buscar? Tienes que sacarme de este estudio'”, dijo Beach a The Great Pretender. Luego, el manager cuenta que escuchó una curiosa razón: “Estoy grabando con una llama. Michael trae su mascota todos los días al estudio y no estoy acostumbrado a grabar con una llama. Tuve suficiente y me quiero ir”.

Pero la versión de Jackson es muy diferente. Según una historia publicada en The Sun, las sesiones se interrumpieron cuando el Rey del Pop encontró a Mercury inhalando cocaína a través de un billete de 100 dólares.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov