*

Culto
La pantalla local y la adaptación a la era Netflix

La pantalla local y la adaptación a la era Netflix

El streaming se ha transformado hace tiempo en prioridad para los cableoperadores y otros servicios, buscando formas de diferenciarse de las plataformas norteamericanas.

Mientras en Estados Unidos la televisión de pago ha visto durante años una disminución de sus usuarios, tras el surgimiento de servicios alternativos como Netflix y Amazon, Latinoamérica y Chile aún viven esa realidad. La penetración del cable todavía se encuentra al alza, pero eso no significa que los tiempos y la forma de consumir los contenidos no haya cambiado.

Tanto cableoperadores como otros servicios de Video On Demand (VOD) se han adaptado a la era moderna del streaming, buscando diferenciar sus contenidos de las plataformas norteamericanas. Si bien las fórmulas tienen distintos matices, todos coinciden en algo: más que una competencia, el streaming ha sido una oportunidad.


Claro: Por el cine nacional

El jueves, Claro lanzó su más reciente iniciativa para potenciar su sistema de streaming, Claro Vídeo. Se trata de Pantalla Nacional, una sección del servicio donde se encontrarán de forma exclusiva producciones nacionales, tanto de la pantalla grande como de la televisión. “La idea surgió a partir de una experiencia que tuvimos, que fue que a fines del año pasado incorporamos la serie Los 80 a la plataforma. Y durante sus primeros seis meses, la audiencia fue muy alta. De hecho, durante los primeros seis meses de este año, fue la segunda serie más vista de la plataforma”, explica Vady Guerra, director de Productos de Claro.

El lanzamiento de Pantalla Nacional incluye desde películas como Joven y alocada y El club, hasta programas documentales, como City Tour y Lugares que hablan. Además se encuentran presentaciones del Festival de Viña, como la de Mon Laferte de este año. “Debutamos con más de 50 títulos nacionales, y a fin de año esperamos que sean más de 150 piezas. Eso nos transformará en la plataforma de este tipo con la mayor cantidad de producciones chilenas”, continúa Guerra.


VTR: La apuesta por lo gratuito

El sistema de VOD de VTR es el mayor recorrido de todos: este 2017 cumplió una década de existencia. Pero ha vivido cambios, desde una reciente modificación a su interfaz para facilitar su uso, hasta una priorización cada vez mayor del contenido gratuito.

El catálogo de VTR comenzó con 500 títulos en 2007. Hoy son 11 mil, de los cuales seis mil, más de la mitad, son libre de costos. “El consumo de contenidos On Demand es cada vez más alto, sobre todo si se trata de consumo gratuito. Por ello decidimos poner foco en esta categoría”, dice Francisco Guijón, gerente de programación de VTR.

Dentro de su catálogo, el contenido infantil es el más consumido -siendo además la gran mayoría de este gratis-, y por mucho: representa un 76% del streaming. Espacios como Canciones de la granja y la animación nacional El perro Chocolo, acumulan 3.800.000 y dos millones de reproducciones respectivamente este año. “Es importante destacar que en 2016 por ejemplo, un cliente reproducía en promedio 15 contenidos al mes. Sin embargo este año esa cifra aumentó a 38 contenidos mensuales”, explica Guijón.


DirecTV: Con contenido original

Gracias a su alcance internacional DirecTV no está corto de opciones para nutrir su VOD y su plataforma DirecTV Play. “Somos la compañía que cuenta con más contenido en vivo, integrado en la mayor cantidad de multiplataformas, para ser visto por nuestros clientes cuando quieran y donde quieran. Nuestros usuarios pueden ver todos los partidos de la liga inglesa y otros eventos deportivos totalmente en vivo”, asegura Alejandro Suárez, gerente de medios y marketing digital de DirecTV.

Pero el servicio On Demand del cableoperador no sólo vive de deportes. Gracias a su derecho exclusivo de emisión de algunas series extranjeras, como Catastrophe y Fargo, además de su producción original Kingdom. A eso suman especiales musicales y documentales, también exclusivos.


Qubit TV: Desde Latinoamérica

Nacido en Argentina, el servicio de streaming Qubit TV comenzó a funcionar en Chile en mayo, como una nueva opción al ya poblado mercado de las plataformas de streaming en el país. Pero sus aspiraciones no implican competirle a Netflix. “Eso sería como sacar una bebida y esperar competirle a la Coca Cola”, dice Sebastián Camiser, director de B2C (negocio al consumidor) de Qubit.

Lo que sí busca Qubit es la especialización de su catálogo, que es sólo de películas: “Lo que nosotros tenemos es un catálogo curado. Tenemos expertos en contenido que seleccionan las películas acorde a su mejor saber. Nuestra misión es mostrar buen cine; incluso películas que no llegaron a salas comerciales”, explica Camiser. De hecho, la plataforma tiene toda una sección de películas que no pasaron por los cines. Con más de tres mil títulos, entre superproducciones hollywoodenses como también cine clásico y de autor, el servicio cuesta $ 4.000 al mes.

Sobre el autor: