*

Culto
Punta de Lobos: la revancha de Santos Dumont

Punta de Lobos: la revancha de Santos Dumont

Tras varias separaciones y cambios, los penquistas lanzarán hoy, en el Club Chocolate, su quinto disco.

Era 1997 cuando Los Santos Dumont cocinaron su obra mayor, Similia similibus. Fue también el álbum que los derrumbó. Tras salir de EMI, Carlos Fonseca, el mismo encargado del recordado proyecto de la multinacional Nuevo Rock Nacional, los fichó para su sello Fusión, junto a la banda Elso Tumbay. “Ellos alcanzaron a sacar el disco, y a Fonseca se le acabó la plata. Luego venía el Mundial (Francia 1998) y él nos dijo: ‘Ahora es pésimo momento para sacarlo, la prensa va a tener toda la atención puesta allí, esperemos después del Mundial’”, recuerda Julián Peña, vocalista histórico de los penquistas.

Ese momento nunca llegó, y luego el conjunto se separó. Aunque llegarían a acuerdo con Fonseca y terminarían lanzando la placa en 1999 bajo otra compañía (Warner Music), el ánimo ya no era el mismo, sumado a los proyectos paralelos de sus integrantes. Sería una larga historia de separaciones, e idas y vueltas de sus miembros, hasta su último retorno en 2015 para la edición especial de Santosaurus.

Pero ahora, las cosas son distintas. “Hay una sensación de que esta vez sí va a funcionar”, dice Peña. “Queremos seguir haciendo música juntos, tocar por todo Chile y afuera, tenemos un muy buen disco. Esta es una revancha y deuda con nosotros mismos, no hay que echarle la culpa a nadie”.

La revancha se llama Punta de Lobos, álbum que se gestó en la casa de Peña en Pichilemu, y en el hogar de Álex Soto, a quien el cantante conoció en el restaurant que tiene junto a su mujer en la zona, y que es amigo de infancia de los fundadores del grupo, Mauricio Melo (voz y guitarra) y Alberto Rojas (voz y bajo). En esta primera etapa participaron los hermanos Durán (ex Los Bunkers) que “iban a ser los productores, pero por tiempo no coincidimos”, apunta Peña.

En las 16 canciones del material editado por Beast Discos, Santos Dumont muestra lo mejor de su cruza entre psicodelia, pop, sonidos británicos y composiciones en inglés. “A Alberto que hace las canciones en inglés, a Melo y a mí que componemos en español, nos ha influenciado mucho en el último tiempo el folk estadounidense y de Inglaterra. Por ejemplo, todo el trabajo de Neil Young, y grupos de ahora como Fleet Foxes. Hay algo de The Beach Boys, y The Zombies también, pero todo esto con nuestro sonido e identidad propia”, detalla el cantante.

Son esas canciones las que mostrarán en el lanzamiento del LP hoy en el Club Chocolate (entradas en Passline), además de lo mejor su catálogo. El quinto trabajo del conjunto se estrenó el 11 de agosto y se puede escuchar en las plataformas de streaming.

La producción la hicieron los propios penquistas, junto con Marcelo Díaz (Julia Smith) quien se transformó en el nuevo baterista del grupo tras el alejamiento, de otro de los fundadores del conjunto, Iván Molina. Junto con Díaz, se integró Nicolás Ferrada en teclados (Mantarraya).

Sangre nueva que viene a reafirmar las intenciones de Los Santos Dumont: “Estamos mejor que nunca como banda, eso lo hablamos con Melo que no lo sentíamos desde la época del Similia similibus cuando estábamos con formación completa con Marcel Molina (teclados). Sumado a que entran estos dos jóvenes que son músicos virtuosos y aportan mucho, todos en el grupo sentimos que ahora sí la vamos hacer”. finaliza Peña.

Sobre el autor: