*

Culto
Game of Thrones: el lugar de reunión de los reyes

Game of Thrones: el lugar de reunión de los reyes

El lugar elegido no es cualquiera: son las ruinas de Pozo Dragón, un lugar cargado de significado histórico para los Targaryen.

La capital de los Siete Reinos tendrá un rol protagónico en el siguiente episodio de Game of Thrones. Jon Snow pisará por primera vez Desembarco del Rey tras sobrevivir a la misión suicida para capturar a un caminante blanco. Llegó el momento de mostrar la evidencia de la existencia de este gran peligro a Cersei y Jaime Lannister.

El Rey en el Norte no estará solo. Una gran comitiva formada por  Tyrion Lannister, Jorah Mormont, Davos Seaworth, Brienne of Tarth, Theon Greyjoy, Podrick y -se asume que Daenerys Targaryen-, acompañan a quien aún se considera el bastardo Stark, y le harán frente a la reina que actualmente ocupa el trono de hierro.

El lugar elegido no es cualquiera. Quien sea que haya determinado el recinto de reunión, escogió un sitio cargado de significado histórico para Poniente y en especial para los Targaryen: Pozo Dragón o ‘Dragonpit’.

Pozo Dragón solía ser un enorme edificio ubicado en las colina de Rhaenys en Desembarco del Rey, y fue un Targaryen el que ordenó su construcción: el Rey Maegor I, varias generaciones antes de la monarquía de Aerys II (el Rey Loco).

La función de este edificio era albergar a los dragones de los Targaryen reinantes, un lugar para mantener a sus ‘hijos’ cerca y -al mismo tiempo- alejados del pueblo. Sin embargo, también tiene una connotación negativa para la familia de cabellera albina.

Según registra la novela precuela La Princesa y la reina de George R.R. Martin, hubo una gran rebelión llamada Danza de dragones, provocada por la hambruna durante el gobierno de Aegon Targaryen II. Los ciudadanos siguieron a una suerte de predicador que culpaba a los dragones como demonios que causaban sus desgracias, por lo que se dirigieron a Pozo Dragón con el objetivo de darles muerte.

En el lugar habían cuatro dragones que intentaron con todas sus fuerzas huir de la construcción que les daba cobijo y, al mismo tiempo, prisión. El fuego se adueñó del lugar, causando la destrucción del edificio y la muerte tanto de los dragones, como de los ciudadanos.

La relevancia de Pozo Dragón se anticipó meses antes que comenzara la emisión de la séptima temporada. Las ruinas Itálicas de España fueron cerradas por un mes, para ser usadas en las filmaciones de la ficción de HBO. Esto, complementado con imágenes del arte de la serie, revelaron a los ávidos buscadores de spoilers, que una reunión importante se gestaría en aquel lugar.

Ruinas Itálicas en Sevilla, España.
Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov