*

Culto
La historia “inadaptable” de Stephen King se abre paso en la pantalla

La historia “inadaptable” de Stephen King se abre paso en la pantalla

A pesar del decepcionante resultado del filme La Torre Oscura -que llega a Chile el jueves- la producción sigue adelante con una serie de TV .

Para haber visto un centenar de películas y series que adaptan -literal o libremente- sus creaciones literarias, debieron pasar 35 años para que por primera vez La Torre Oscura de Stephen King diera el salto a cualquier pantalla. Algo extraño, considerando que la saga del autor es la obra a la que más tiempo ha destinado: ocho novelas publicadas entre 1982 y 2012, cuyos personajes y conceptos además han permeado múltiples trabajos del escritor.

Pero, para los seguidores de la historia, la demora también es entendible. La Torre Oscura no es sólo la obra más numerosa de King; es, quizás, la más compleja. De hecho, ha sido apuntada como la saga “inadaptable” del estadounidense. Múltiples géneros entrelazados, narrativas no lineales, personajes que van y vienen, y más de un momento metafísico, son sólo algunas de los factores que confluyen en lo que en apariencia es una simple historia del bien contra el mal; el Pistolero contra el Hombre de Negro.

Y si la serie de libros ya resultaba infame para Hollywood por la dificultad de llevarla al cine, su primera película parece haber confirmado los reparos. La Torre Oscura -que se estrena este jueves en Chile- llega precedida de críticas negativas y una modesta recaudación.

Los principales dardos han apuntado a una historia que intenta ser todo a la vez: la cinta, que sigue la lucha del Pistolero (Idris Elba) contra el Hombre de Negro (Matthew McConaughey) para evitar que este destruya la Torre Oscura, una estructura que protege la realidad, funciona tanto como una secuela del séptimo libro de la saga de King -si bien el penúltimo en publicarse, es el último en la cronología narrativa-, como para una introducción para el público no familiarizado con la historia (todo condensado en 95 minutos). Y, según la crítica, no funciona en ninguno de esos frentes: “es incomprensible para los novatos, y completamente simplista y poco fiel para los fanáticos”, resumió el periódico The Independent.

Pero a pesar de los resultados, los intentos de establecer a La Torre Oscura como una fuerza del entretenimiento más allá del papel están sólo comenzando. Desde casi el comienzo de su gestación -la cinta comenzó a planearse en 2007 con J.J. Abrams, luego Ron Howard y finalmente terminó en manos del danés Nikolaj Arcel-, la película de la saga era sólo la primera parte de un proyecto: no sólo una secuela, que como cualquier película de recaudación decepcionante está en veremos, sino que además una serie de televisión, que estará directamente relacionada a la adaptación de la pantalla grande.

La iniciativa -que según Hollywood Reporter fue idea de Ron Howard en 2010, quien se mantiene por ahora como productor ejecutivo de la serie-, por entonces, una forma revolucionaria de continuar la narración de una cinta en la pantalla chica (algo en lo que finalmente el Universo Cinematográfico de Marvel se terminaría adelantando). Durante la semana, se anunció que Glen Mazzara, ex productor de The Walking Dead, sería el encargado de hacer la idea realidad.

La serie -que si bien está producida por Sony aún no tiene un canal fijo-, funcionará como precuela y continuación a la vez de la película, mostrando la juventud del Pistolero. Se espera que Elba regrese para interpretar la versión presente del personaje. La idea es que la producción debute en 2018.

Sobre el autor: