*

Culto
Represión y liberación: feminismo desde dos perspectivas literarias

Represión y liberación: feminismo desde dos perspectivas literarias

Tan linda y tan solita de Josefa Araos y June García, combina la historia de Julieta -y el machismo que ha sufrido- con ‘actividades’ para que el lector comprenda lo que es el feminismo. Por otro lado, Confesiones de una soltera de Paola Molina, narra las vivencias de Solte, una veinteañera que revela con total honestidad sus experiencias familiares y sexuales.

“Este libro pertenece a (inserte nombre) mejor feminista del mundo”, son las palabras que Tan linda y tan solita, el libro del fin del patriarcado, eligió para dar la bienvenida a sus lectores.

Luego, una breve introducción: “¡Hola! Me llamo Julieta, soy mujer y nací en Chile. Creo que estos datos bastan para que te hagas una idea de cómo ha sido mi vida”, dicen las autoras en la voz de una joven que narra su vida desde sus primeros recuerdos -los cuales coinciden con el divorcio de sus padres-, hasta que vuelve a trabajar tras tener a su primer hijo.

Julieta no tiene experiencias fuera de lo común, o dicho de otra forma: esta no es una novela melodramática con vivencias propias de una teleserie. Es un libro que pretende reflejar desde la cotidianeidad cómo una mujer ve limitadas sus posibilidades ante los prejuicios en diversos ámbitos.

El abuso de los hombres

Todo comienza con el divorcio de sus padres. Es a partir de este recuerdo que Julieta introduce lo abusivo que pueden ser algunos hombres con sus parejas al usar el “traer la plata a la casa” como argumento para que la mujer siga sus órdenes. Afortunadamente, ella y su madre se liberan de aquellas relaciones tóxicas.

Pasando a la preadolescencia, narra las primeras situaciones de acoso en formato epistolar: un día lunes, un grupo de adolescentes la siguió parte del camino desde la micro hacia su casa diciéndole calificativos como “guagüita” y “preciosa”. Un martes un sujeto la tocó en la micro, un miércoles un profesor acarició su pierna ofreciéndole “mejorar” en su clase de música, y un domingo, un desconocido le envió una foto de sus genitales.

El cuerpo femenino y la sexualidad

Llegada la adolescencia como tal, la narradora da cuenta de la pérdida de su virginidad y lo que dice la sociedad de ello desde dos polos totalmente opuestos: por un lado, las generaciones más recientes que ven el ser virgen como algo malo, y están los más conservadores que desaprueban a quienes no esperan hasta el matrimonio.

Julieta habla sin tapujos de sus pololos y por qué finalmente sus relaciones no resultaron con ellos. Pero además explica abiertamente cómo usar Tinder y tener sexo de forma segura.

Educación

La protagonista de este libro siguió el conducto regular tras finalizar sus estudios en el colegio. Rindió la PSU y esperó sus resultados para postular. Recordó cuando le dijo a su profesora de biología que quería estudiar medicina, a lo que ella le respondió que era una carrera muy difícil para una mujer.

Julieta quería el plan común de ingeniería que ofrece la Universidad de Chile, sin embargo, al recibir su puntaje vio que le faltaban algunos puntos. Ello no le impidió postular, y al poco tiempo le avisaron que fue seleccionada por el Programa de equidad de género.

Esta iniciativa le permitió ingresar a la carrera que quería en la universidad de su elección, pero de todas formas recibió más de un comentario inapropiado, de su tío por ejemplo, quien afirmó que por ser mujer necesitaba una ayuda para lograr entrar a esa carrera.

Maternidad

Otro punto importante que se trata es la maternidad como una opción para la mujer. Julieta compara el segundo embarazo de su madre con la situación que vivió su amiga Feña. Ella fue abandonada por su pololo, quien simplemente dijo que no se podía hacer cargo, por lo que Julieta la ayudó a conseguir pastillas abortivas.

Años después, el ser madre volvió a ser tema. Julieta ya casada y trabajando, estaba felizmente embarazada. Sin embargo, su jefa no la recibió bien y la trató como un problema para la empresa.

Las actividades

A lo largo de todo el libro las autoras insertaron diversas actividades como complemento a lo que su público acaba de leer. Algunas consisten en escribir las situaciones de acoso que ha vivido, describir a la persona ideal, explicar cómo queremos ser versus cómo nos imponen que seamos, y dos test sobre el feminismo: el primero determina qué tipo de feminista es uno/a y el segundo define qué tan feminista se es.

Pero no es todo. El libro incluye materiales anexos como recomendaciones de lecturas, series, música y libros; un glosario feminista, y un listado de mujeres que deberíamos conocer, entre ellas menciona a Beatriz Sánchez, Elena Caffarena, Camila Vallejo, Natalia Valdebenito y Rigoberta Menchú, entre otras.


Confesiones de una soltera es lo opuesto a Tan linda y tan solita. No en el sentido que este defiende el patriarcado o que impone ideologías machistas, más bien, por ser contado en la voz de una mujer que hace lo que quiere con su vida, sin hacer hincapié en la represión por parte de los hombres.

Solte es el personaje elegido por su autora para retratar las experiencias de una joven soltera. No hay que dejarse engañar por el título -el cual da para pensar que son confesiones de una soltera promedio-: no es un escrito que permite una identificación generalizada de quienes no tienen pareja.

Su autora, Paola Molina, comenzó este proyecto con la Fan Page del mismo nombre publicando anécdotas con Solte como protagonista y Cecilia Bolocco siendo nombrada Miss Universo como foto de perfil.

Con más de 170 mil seguidores en Facebook, las distintas anécdotas pasaron del formato digital al papel para narrar una historia y no meros relatos breves. En primera persona, una veinteañera da cuenta de aquellas vivencias que a su parecer son las más relevantes.

Desde su infancia en Maipú junto a su madre Teresa, su tía Maritza y su hermana, Solte cuenta lo que significó para ella criarse en ese entorno, con una madre que veía muy poco por sus horarios de trabajo, el rol de madre que veía más en su tía y el apoyo que halló en su hermana.

Su vida familiar es un punto fuerte en el libro escrito en formato de blog, con capítulo que si bien siguen una línea cronológica, cuentan historias diferentes. Pero no es el único ámbito relevante. Solte explica que a temprana edad despertó su curiosidad sexual, ámbito que explora libremente con distintas parejas, detallando diversos subtemas relativos a ello: sus dudas, inseguridades, errores y aciertos.

No hay duda que las experiencias que cuenta pueden ser reales para muchas mujeres, pero el objetivo de “retratar a una generación dominada por sus ansiedades y expectativas y el espíritu independiente y desprejuiciado de las mujeres de hoy”, como dice su contratapa, no se cumple a juicio de quien aquí escribe.

La joven veinteañera explica cómo el afecto pasajero es una vía de escape a enfrentar sus propios vacíos emocionales, el cual no es efectivo. Esta novela corta no busca adoctrinar en torno al empoderamiento femenino y la lucha por los derechos -a diferencia de Tan linda y tan solita– más bien refleja una corriente de conciencia y un actuar sincero, movido por la rebeldía y la obediencia a las emociones por sobre la razón.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov