*

Culto
Los Vinchukas: 35 años del debut musical de Los Prisioneros

Los Vinchukas: 35 años del debut musical de Los Prisioneros

A mediados de agosto de 1982, tres jóvenes san miguelinos hicieron su primer show en vivo en el Liceo Nº6 de su comuna. Un año después, se presentaron como Los Prisioneros y estrenaron canciones propias como “¿Quién mató a Marilyn?” y “Paramar”.

“Hace 35 años, el 14 de agosto de 1982, debutamos como Los Vinchukas en el Liceo 6. Miguel, Jorge, Álvaro y yo. @Migueltapia80”, recordó Claudio Narea en su cuenta de Twitter junto a una fotografía de la época.

Los Prisioneros -banda formada por Jorge González, Miguel Tapia y Claudio Narea- no siempre existió bajo ese nombre. Anteriormente González, Claudio Narea y los hermanos Beltrán, conformaban Los Pseudopillos, y el nombre ‘Los Criminales’ fue una de las opciones para la banda. Pero el origen de Los Prisioneros fueron Los Vinchukas.

Fue en el liceo Nº6 de San Miguel que el trío musical se conoció y comenzó a desarrollar el proyecto musical que anhelaban: “En ese tiempo éramos bien creativos y no lo digo en tono de broma-señala Jorge González- entramos al liceo y ya hacíamos canciones e historietas, en las que escribíamos cosas de la edad”, registra un extracto de la edición especial de la revista Súper Rock de 1989 (disponible en Memoria Chilena).

En 1980 Jorge González y Miguel Tapia era como “Lennon y McCartney”, como dijo González a Súper Rock, y decidieron fundar el conjunto llamado Los Vinchukas.

La afinidad musical comenzó con Kiss, según detalla Claudio Narea en su libro Mi vida como un prisionero (Norma). Tenía un sticker de la banda estadounidense en su cuaderno al igual que Jorge, descubriendo así la coincidencia en gustos musicales que también calzaban en grupos como Supertramp y The Clash.

“Luego de un tiempo los chiquillos me invitaron a entrar a Los Vinchukas -recuerda Claudio- y poco después ingresa Álvaro Beltrán, quien se compró su primera guitarra eléctrica. Fue un importante aporte a nuestro desarrollo como grupo, en todos los sentidos”, dijo Claudio para Súper Rock.

Aquellas bandas fueron la inspiración y sus primeros pasos, las canciones que solían escuchar les dieron el material para iniciar como banda de covers: “Con un sistema muy sencillo podíamos multitrackear y agregar voces y baterías. Sonaba como el orto y a nadie se lo mostrábamos de pura vergüenza”, recuerda el vocalista del conjunto en su autobiografía Héroe, publicada este año.

“Hicimos covers de Devo, The Stranglers y The Clash pero salían tan mal que empezamos a tratar de hacer temas. Al principio era entre los tres, pero cuando aparecí con Brigada de negro todo parecía mucho más en serio, por la obvia calidad de los temas que me surgían”, explica González sobre sus inicios musicales junto a Tapia y Narea.

“Pocos daban un peso por la banda, aunque me daba lo mismo”, concluye de esa época. Y poco les tenía que importar. Un 14 de agosto de 1982, se presentaron por primera vez en vivo frente a un público en el gimnasio de su liceo.


Escucha el audio de su primera presentación:


Los Vinchukas tocaron en el Liceo Nº6 de San Miguel en un debut que, lejos de desmotivarlos, los impulsó a seguir ensayando.

A casi de un año de aquella presentación, el 1 de julio de 1983 tocaron en otro colegio, pero con otro nombre y con temas propios. Los Prisioneros -como decidieron llamarse poco antes- se presentaron en el Miguel de León Prado e interpretaron sus canciones “¿Quién mató a Marilyn?”, “Paramar” y “Latinoamérica es un pueblo al sur de los Estados Unidos”.

Los primeros de varios éxitos, de la banda de rock chilena ícono de los 80.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov