*

Culto
Luz verde para Elemental y su teatro en Constitución

Luz verde para Elemental y su teatro en Constitución

La última obra del plan de reconstrucción de la ciudad a cargo de la oficina del Pritzker chileno, Alejandro Aravena, tendrá un costo de $ 4.300 millones.

Una ciudad que se desmorona y casi desaparece en sólo cuatro minutos bien puede tardar más de 10 años en volver a levantarse. Este es el caso de Constitución, una de las ciudades de la VII Región más afectadas por el terremoto de 8.8 grados que remeció a Chile en febrero de 2010 y que vio en pocas horas cómo sus calles se transformaban en verdaderos basurales de lodo y escombros, sobre todo luego del tsunami que siguió al sismo.

Sólo 100 días después de la catástrofe, la oficina de arquitectura Elemental, liderada por el Pritzker chileno Alejandro Aravena, presentaba su ambicioso proyecto de reconstrucción – bajo el nombre PRES Constitución- que incluía 36 obras, como la edificación de un conjunto habitacional para 482 familias, el desarrollo de un parque de mitigación fluvial cercano a la costa y la reconstrucción del Centro Cívico, con una nueva biblioteca, un teatro y un estadio, además de paseos y plazas. A siete años del lanzamiento del proyecto, ya hay más del 90% de las obras en marcha: algunas terminadas, como las viviendas y la escuela, y otras en proceso como el parque fluvial de mitigación de tsunamis. De este último ítem, la obra más difícil de definir fue el teatro municipal, un edificio de alto estándar, con capacidad para 500 personas y que acaba de ser aprobado por el alcalde Carlos Valenzuela.

“Es un teatro muy necesario, que se une al centro cívico y que será un aporte para la cultura en la ciudad y para nuestras aspiraciones turísticas; queremos que Constitución vuelva a ser la perla del Maule”, dice el edil, quien ayer firmaba los documentos necesarios para que el proyecto entre a la etapa de licitación. Las obras comenzarían, entonces, en el primer semestre de 2018 y acabarían a fines de 2020.

Según cuenta Alejandro Aravena, el teatro fue la obra más votada por la ciudadanía durante el proceso de priorización de proyectos. “Entiendo que en emergencia no siempre están los recursos ni el tiempo para hacer todo, era fundamental saber cuáles eran los proyectos a los que la propia gente daba importancia. Y es una tendencia global que a las personas y a las comunidades no sólo la mueven las necesidades sino también los deseos. La cultura en ese sentido integra dimensiones muy concretas y también intangibles de la condición humana”, afirma.

El diseño del teatro sigue el estilo del resto de las construcciones que Elemental concibió para la ciudad: líneas simples y austeras, uso de madera local y versatilidad de los espacios que fomenta la convivencia pública. Todas estas características y el hecho, por cierto, de que sea un proyecto de Alejandro Aravena, le han dado resonancia internacional.

En septiembre de 2014 el PRES Constitución ganó el premio Zumtobel a la Innovación, Sustentabilidad y Humanidad en el Entorno Construido, que fue entregado en la Serpentine Gallery de Londres, y en noviembre de ese mismo año recibió el Avonni a la Innovación en la categoría Ciudad Nueva. Además, el año pasado The New York Times publicó un largo reportaje sobre los avances y características más notables del proyecto, entre ellas la participación ciudadana, a través de consultas, que tuvieron todos los proyectos en su origen.

“En un principio el alcalde tenía dudas sobre la urgencia de este teatro, que tendrá un alto estándar, al nivel de los mejores teatros de Santiago”, señala Juan Ignacio Cerda, socio de Elemental, quien ha estado cargo del proyecto. “Lo fácil habría sido construir para el corto plazo, pero nosotros tenemos una visión de futuro y es que este espacio se convierta en pieza clave de una red cultura que pase por Talca, Concepción y Frutillar. Una infraestructura como ésta le cambia la calidad de vida a la gente”, agrega .

Levantar el teatro tendrá un costo de $ 4.300 millones y será financiado por el gobierno regional y el Banco BCI. Entre sus especificaciones, tendrá una superficie de 1.526 m2, un foso de orquestas y escenotecnia especial para el montaje de espectáculos de ópera, y camarines para artistas. En el exterior contará con terrazas elevadas para presentaciones al aire libre, que el público podrá disfrutar desde la plaza Arturo Prat (donde se ubicará el espacio), al igual que proyecciones de películas que se harán sobre los muros blancos y lisos de la fachada.

Aunque para Elemental la puesta en marcha de este proyecto significa el último paso de PRES Constitución, lo cierto es que aún faltan varias obras por concretarse y que están en licitación, como el Centro Cívico, la misma Plaza Arturo Prat y la Costanera del Mar. “Sólo el 40% de las obras está listo, lo que nos pone al debe en varias cosas”, dice el alcalde. ”Me he esforzado además para que la Presidenta Michelle Bachelet venga a ver el estado de los proyectos y eso aún no se concreta. Nuestros miedos y los mismos desafíos están puestos en los costos de mantención que supone un teatro de este nivel, y eso es lo que debemos resolver con creatividad de aquí al 2020”, concluye.


Imagen del estado en el que quedó el antiguo teatro de la ciudad, tras el terremoto de 2010.
Sobre el autor: