*

Culto
Daniel Muñoz: “La televisión como especie está en vías de extinción”

Daniel Muñoz: “La televisión como especie está en vías de extinción”

El actor Daniel Muñoz llega a Mega para ser parte de la próxima teleserie vespertina, la que será escrita por el guionista de Los 80, Rodrigo Cuevas.

La vida da muchas vueltas. Eso es lo que pensó Daniel Muñoz al aceptar la invitación de María Eugenia Rencoret para ser parte de la próxima teleserie vespertina de Mega.

El actor, cada vez que podía, decía públicamente en entrevistas que no le interesaba ser parte de una telenovela, que lo suyo eran las series. Sin embargo, llegó a él una propuesta que lo hizo olvidarse de todos sus prejuicios. Aunque más que más que la propuesta, fue el nombre detrás de ésta: Rodrigo Cuevas.

Cuevas fue el guionista de Los 80 (Canal 13), y desde ahí que Muñoz asegura tener una gran admiración por su trabajo. “En Mega me ofrecieron hacer una teleserie, y me interesó porque así trabajaría de nuevo con Rodrigo Cuevas. Si bien yo no soy muy amante de las teleseries, tenía muchas ganas de trabajar con Rodrigo porque me da confianza como guionista”, reflexiona.

El contrato de Muñoz con TVN finalizó en febrero pasado, cuando Un diablo con ángel estaba al aire. Y fue precisamente con esa ficción que comenzaron a caer sus prejuicios con el género. “Debo reconocer que cambié un poco por la serie-teleserie que hicimos en TVN. Ahí tuve un reencuentro con el género y lo pasé bastante bien. Es muy agotador y sacrificado, pero el resultado me gustó muchísimo. Ahora tengo toda la buena vibra de entrar de lleno a la teleserie”, confiesa.

En el canal estatal, el actor participó en producciones como Zamudio: Perdidos en la noche, Por fin solos, Un diablo con ángel , 62, Historia de un Mundial y un par más que aún permanecen guardadas. Haber sido parte de TVN para Muñoz fue “muy bueno, aprendí muchísimo. Los trabajos que realicé allá me dejaron muy satisfecho, porque fueron enriquecedores como actor. Tenía ganas de trabajar en TVN por la complicación que vivía el canal. Tenía ganas de jugármela, hacer un trabajo intenso, dedicado. Ponerme la camiseta, y siento que lo cumplí. Todo lo que se ha mostrado hasta el momento, aunque no han sido exitazos, obtuvieron muy buenos comentarios de la gente”.

Y aunque en el boca a boca estas series fueron bien evaluadas, el rating no las acompañó, situación que para Muñoz no tiene ninguna validez. “Yo no pesco para nada lo del rating. Creo que es un engaño, no le creo nada. Para mí lo importante son las redes sociales, aunque sé que hay estamentos de negociación que se rigen por el rating”, dice.

Y bajo esta misma premisa asegura que su llegada a Mega nada tiene que ver con sintonía ni con montos de dinero. “No acepté este trabajo porque este canal es el que más rating tiene, y tampoco tiene que ver con un arreglo económico importante. Es solo porque quería trabajar con Rodrigo, quien ya me había llamado un par de veces antes”, explica.

Muñoz es uno de los pocos actores locales que no ha trabajado con Rencoret, y al declararse no consumidor de teleseries, no oculta que no ha visto nada de lo que la directora ha hecho en el canal del Grupo Bethia. Lo que si ve son series, y entre sus favoritas están House of cards, The americans, Stranger things y Game of thrones, enumera.

Su prejuicio con las teleseries comenzó hace años, y Muñoz dice que todo tiene su razón en que en ellas “se recurre a recursos muy simples para elaborar un personaje. Que el trazo de creación sea muy grueso, muy superficial. Ahora trataré de encontrar un método que me haga sentir muy cómodo haciendo teleseries. Será responsabilidad mía cómo haré el personaje, cómo lo voy a desarrollar, cosa de que no me reencuentre con esos prejuicios que tengo”.

Al llegar a TVN, el actor supo que muchos de sus colegas optaron por emigrar a Vicuña Mackenna, ya que era en esa casa televisiva donde se estaban realizando seis teleseries al año, respaldadas ampliamente por la audiencia. Vivió eso como espectador y asegura que jamás vio algo malo en esa fuga, porque sabe que muchos de sus colegas lo que buscan es la estabilidad de un contrato de trabajo. El, en cambio, dice que a esta altura de su vida elige proyectos antes que atarse a un canal por varios años. “Antes la idea para mí era conseguir un contrato por un par de años. Ahora, quiero que el proyecto me atraiga. No estoy para hacer cualquier cosa. Aunque si miro para atrás, nunca hice un proyecto a la fuerza. He tenido suerte”.

Tampoco mira con resquemor que Mega cuente con un alto número de actores, versus los otros canales, porque “es normal que eso pase. Siempre hay un canal que la lleva, y así pasó en su momento con Canal 13 y TVN, y también con Chilevisión. No me parece mal que sea un canal que lleve la vanguardia. Esto es parte del negocio, de la competencia. Esto de acaparar elencos se viene dando hace mucho tiempo, y no me extraña que si Mega puede tener un elenco de lujo, lo tenga. Todo eso significa una gran responsabilidad de ocuparlos, y así tener una mayor producción. Tener actores para no ocuparlos es algo enfermizo, pero no es el caso”.

A pesar de no ver televisión chilena, Muñoz conoce muy bien la industria. Ha trabajado en Canal 13, en TVN y también en Mega, en la década del noventa, en programas como Jappening con ja y Acompáñeme, de Julio Videla. Del actual escenario televisivo dice: “Creo que la televisión como especie está en vías de extinción, salvo que se reinvente. El espacio para canales de televisión ya no es tanta. La televisión debe buscar una ruta diferente porque el concepto tradicional de esta ya no calza, y si calza, da para uno o para dos”.

Sobre el autor: