*

Culto
La canción más famosa de Whitney Houston no le pertenece

La canción más famosa de Whitney Houston no le pertenece

"I will always love you" fue escrita en 1974 e interpretada en estilo country. Lideró los ranking musicales de su género y sin embargo, su versión más conocida, es en la voz de Houston para la película El guardaespaldas.

Son los últimos minutos  de la película. Rachel es la dueña del escenario y entre las luces ella tiene brillo propio. Su voz interpreta a capela los primeros versos de “I will always love you”. Luego, el filme El guardaespaldas de 1992 cambia la escena a una pista de aterrizaje: llegó el momento de la despedida. Se suele mal interpretar el significado de la canción. El título da pie a inferir que se canta a un amor eterno, sin embargo se le dice adiós a una relación imposible.

Whitney Houston -quien interpreta a Rachel en el filme co-protagonizado por Kevin Costner- no es la autora de este sencillo, ni tampoco fue creado especialmente para ella. Aunque Houston lo popularizó a partir de los 90s, la creadora de “I will always love you” es la cantante de country Dolly Parton.

Fue en 1974 que Parton escribió la canción y luego en 1982, grabó otra versión para el filme The Best Little Whorehouse in Texas -ambas en estilo country-. Tanto en 1974, como en 1982 la canción lideró los rankings musicales, y con Whitney no fue diferente, tal como explica la misma autora en entrevista con Larry King.



Originalmente, Houston quería otra canción como el tema principal de El guardaespaldas: un cover de la canción “What Becomes of the Brokenhearted” de Jimmy Ruffin. El problema es que un año antes, el filme Fried Green Tomatoes la había utilizado, por lo que quedó descartada inmediatamente.

Kevin Costner, el co-protagonista y productor de la película, fue quien sugirió la canción country de Dolly Parton, pues estaba seguro que esa era la pieza musical precisa. Kevin creía firmemente que esta era la canción para la película y estaba determinado a que el inicio se hiciera a capela, para mostrar que ella ama tanto a ese hombre, que incluso canta sin música; explicó Costner en una entrevista publicada por el sitio de los Grammy.

Pero no sería fácil. La transición de una canción en clave country a un ritmo más pop/soul no era un cambio natural en términos musicales. Cuando “I will always love you” era la canción definitiva, David Foster -quien ha trabajado con artistas como Michael Jackson, Celine Dion y Michael Bublé-  compró la versión de Linda Ronstadt agregando unos versos de la canción original que Ronstadt había omitido: “I wish you joy and happiness…”.

En entrevista con la revista británica especializada en música Q Magazine, Dolly Parton dijo: “El modo en que ella tomó esa simple canción mía y la convirtió en algo tan poderoso, casi se convierte en su canción. Algunos compositores dicen: ‘Odio lo que le hicieron a mi canción o esa versión no era lo que tenía en mente’. Yo pienso que es maravilloso que la gente pueda tomar una canción e interpretarla de diferentes maneras”.

La banda sonora de El guardaespaldas es, hasta el día de hoy, la más vendida de todos los tiempos.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov