*

Culto
Director de Game of Thrones sobre sus referentes para ‘The spoils of War’: “Me fijé en Rescatando al soldado Ryan”

Director de Game of Thrones sobre sus referentes para ‘The spoils of War’: “Me fijé en Rescatando al soldado Ryan”

En entrevista con The New York Times, el director del episodio de Game of Thrones "The spoils of war" explicó cómo se gestó este capítulo y sus principales inspiraciones cinematográficas para la gran batalla.

Matt Shakman nunca había dirigido un capítulo de Game of Thrones, ni siquiera había participado de la serie. Anteriormente trabajó como director en algunos capítulos de “Mad Men”, “The Good Wife” y “Fargo”, pero se desempeñó por sobretodo en la comedia “It’s Always Sunny in Philadelphia”, de la cual dirigió más de 40 episodios. Curiosamente, fue en esta ficción que surgió la posibilidad de colaborar en Game of Thrones.

El co-creador de la serie de HBO, David Benioff, hizo un cameo en “Sunny”, lo que llevó a que se conocieran de larga data y que Benioff le sugiriera ser parte del show: “Pensé que estaba bromeando”, dijo Shakman en entrevista con The New York Times.

Y qué debut. Una notable coreografía entre Brienne y Arya, y una masacre que redujo a cenizas al ejército Lannister, marcaron el cuarto episodio de la séptima temporada. “Cuando tuve mi guión por primera vez y leí el comienzo de la batalla, pensé ‘Esto es increíble’. Y a medida que volteaba las páginas, no terminaba, y se volvía más y más intimidante. Pero emocionante a la vez”, dijo Shakman.

Esta fue la primera vez que se vio el poder de un dragón desatado en todo su potencial. Ya habíamos visto lo que la orden “Dracarys” era capaz de hacer, pero no en las proporciones que fueron exhibidas el domingo pasado. “Esta era la oportunidad de mostrarlo de otra forma. Así que una de las primeras decisiones que tomé fue enfocarme en Jaime y Bronn más que en Daenerys”.

El director del episodio llamado “The spoils of war” declaró que quería mostrar cómo era estar con estos hombres en el suelo en medio de aquel horripilante momento. “Ese era el eje central del episodio. Estar en los hombros de Jaime mientras ve a sus hombres morir, fue lo más importante para mí”.

Como es de esperar, la inspiración para esta batalla no surgió mágicamente de la imaginación de Shakman. Hay episodios anteriores de Game of Thrones que sirvieron como guía, y también un par de películas cuya temática central es la guerra.

“Esta batalla tiene elementos de  ‘La batalla de los bastardos’ y tiene el elemento sorpresa de ‘Hardhome’, pero todo a nivel micro fue muy diferente. A nivel macro, también, dados los dragones. Lo que más busqué fueron elementos como Apocalipsis now, donde el helicóptero ataca el pueblo, lo que se sintió muy similar en cuanto a cambiar puntos de vista y el horror en la tierra. Lidiar con la muerte desde los cielos -ir a través de las nubes de humo y el napalm y todo eso- se sintió mucho más como lo que estaba tratando de crear”.

Pero no fueron sus únicas influencias: “Me fijé en Rescatando al soldado Ryan, la batalla inicial en la playa, donde el sonido explota y Tom Hanks ve hombres quemarse vivos y baleados a muerte. Eso para mí, fue como se debería sentir Jaime, ver hombres morir a su derecha y a su izquierda. Me fijé en John Ford, vi Niños del hombre. Bronn corriendo por el campo de horror, fue muy similar a la toma continua que seguía a Clive Owen, mientras corría por el infierno con la muerte rodeándolo”.

Shakman explica que se esforzó al máximo por extraer lo mejor de aquellos referentes. La producción, filmación, montaje y edición del episodio no estuvo exento de dificultades. Trabajar con fuego, con una gran cantidad de extras e ingeniar  los movimientos para captar la batalla de forma coherente, fueron los principales desafíos, pero aquel personaje ausente es considerado el mayor reto.

“Cuando lidias con un personaje que en realidad no está allí -ese es Drogon- es muy difícil. Estás lidiando con líneas de ojos y pelotas de tenis, e intentando obtener la reacción apropiada de 200 personas ante un horripilante dragón, que es solo un hombre corriendo alrededor con un gran palo”.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera