*

Culto
Lollapalooza: del Grant Park al Parque O’Higgins

Lollapalooza: del Grant Park al Parque O’Higgins

Los tres días que durará la versión santiaguina del festival en 2018 podrían acercarla a su símil de Chicago.

[Chicago] La principal diferencia entre Lollapalooza Chicago y Lollapalooza Chile es un tema de despliegue. El Grant Park, donde se realiza el festival en Norteamérica, tiene una superficie de un poco menos del doble que la del Parque O’Higgins en Santiago. Pero el primero se utiliza completo para el evento, mientras que el recinto capitalino sólo es ocupado a medias. Eso no sólo hace que en su versión estadounidense hayan más escenarios -los dos principales ubicados a extremos opuestos del parque- y, por ende, más artistas, sino que además permite que hayan distintos espacios de ocio anexos a la música, como una pista de patinaje, una zona de juegos de arcade y una feria de vinilos, entre otras cosas. Como curiosidad, el único espacio que es más pequeño en Chicago que en Santiago es el Kidzapalooza, que además no tiene la convocatoria que llega a tener en Chile.

Parte de esa variedad de atracciones tiene que ver con su duración. “En Chicago siempre estamos añadiendo actividades interactivas, porque si compras un pase de cuatro días -eso dura la versión norteamericana-, donde pasarán 175 bandas por los escenarios, de seguro quieres hacer también cosas que no tengan que ver con música. Mientras más dure y mientras más gente haya, más te tienes que preocupar de que sea cómodo y que haya cosas para que los fanáticos hagan que no sean mirar shows”, explica Charles Attal, uno de los fundadores de la productora C3 Presents, que organiza todas las ediciones de Lollapalooza a nivel mundial, haciendo también referencia a su aumento de días en Santiago.

“El añadir un día en Chile no es algo tan complejo como suena”, dice. “Más que un desafío es sólo un día más de trabajo. Los estándares de trabajo que tenemos en Santiago son los mismos que aquí en Chicago. La diferencia es que habrá que esforzarse en fichar más bandas”, explica, agregando: “Cuando vimos la posibilidad de agrandar el festival, no hubo que pensarlo mucho. Existe la demanda de fanáticos y le va a hacer muy bien a la ciudad. Todos estuvimos de acuerdo en que había que hacerlo. Pero será en el mismo lugar, ya hemos trabajado allí y no será muy complicado”. Sobre si alguna vez utilizarán el Parque O’Higgins completo, en la productora chilena Lotus (que invitó a La Tercera al festival de EE.UU.) aseguran que es algo que se sigue analizando.

Durante la tarde de ayer -la jornada de mayor asistencia en lo que va de festival, generando largas filas en los accesos del parque-, las mujeres tomaron protagonismo. Las californianas Warpaint fueron de los primeros actos en presentarse en el escenario principal, seguidas por la joven sueca Zara Larsson, cuyo pop electrónico convocó a una gran audiencia, a pesar de presentarse en un escenario secundario. Incluso un campo a ratos acaparado por artistas masculinos como la electrónica tuvo a una exponente femenina en la Dj Alison Wonderland.

Sobre el autor: