*

Culto
Joe Perry: “Ya no sé cuándo será el próximo show de Aerosmith así que en cada uno toco como si fuera el último”

Joe Perry: “Ya no sé cuándo será el próximo show de Aerosmith así que en cada uno toco como si fuera el último”

El guitarrista, uno de los dos pilares del quinteto, explica a Culto cómo se gestó su regreso a Chile, donde el año pasado dieron el que se anunció como su concierto de despedida. Aunque relativiza el final definitivo del conjunto, adelanta sus planes en solitario y junto a Hollywood Vampires, su proyecto junto a Alice Cooper y Johnny Depp.

Pocos grupos se han sobrepuesto a tantos obstáculos a lo largo de su historia como lo ha hecho Aerosmith. El quinteto estadounidense, uno de los últimos tesoros vivos de la era del rock clásico, ha sobrevivido a largas temporadas de desenfreno y abuso de drogas, a las peleas y separaciones de sus integrantes, a los problemas de salud y también a los constantes cambios de la industria, protagonizando algunas de las más exitosas reinvenciones de las que se tenga registro en el género. En sus 47 años de carrera, nada ha sido capaz de detener a “los chicos malos de Boston”, ni siquiera sus propias giras de despedida.

A menos de un año de su último concierto en Santiago, que ellos mismos anunciaron como el último, los autores de “Walk this way” vuelven a Chile en septiembre como parte del festival Stgo Rock City, evento que reunirá durante dos noches en el Estadio Monumental a diversos próceres del género, como The Who, Guns N’ Roses y Def Leppard. A la cita, Aerosmith llega con una extensión de su gira Aero-Vederci Baby!, el tour que realizaron hasta hace sólo días por Europa y que, pese a su nombre, tampoco parece significar el final definitivo del grupo, que a estas alturas parece disfrutar confundiendo a sus seguidores con esta idea del retiro que nunca llega.

Para el guitarrista Joe Perry (66), el otro pilar de la banda junto al vocalista Steven Tyler, todo pasa por un tema de interpretación. De semántica. “Teníamos que ponerle un nombre a la gira y escogimos ese”, cuenta a Culto desde Estados Unidos, relativizando la idea del capítulo final del conjunto. Pese a esto, el músico -nacido en la ciudad de Lawrence como Anthony Joseph Pereira- ha ido pavimentando el camino para un posible futuro sin Aerosmith, trabajando en paralelo en un nuevo disco solista y en el regreso de Hollywood Vampires, el mediático “supergrupo” que formó hace dos años junto a Alice Cooper y Johnny Depp.

Con estos últimos, Perry vivió el año pasado un episodio preocupante, tras sufrir un infarto en pleno concierto en Nueva York, que lo llevó de urgencia a la clínica pero del que se recuperó en pocos días. “Estoy en un momento de la vida en que ya no hay muchas cosas bajo mi control”, comenta el guitarrista, con un dejo de resignación.


—¿Qué diferencia a esta gira de la que trajeron a Chile en 2016?

—La última vez que tocamos en Chile fue algo genial. Son esa clase de noches las que nos motivaron a organizar esta nueva gira, porque realmente teníamos ganas de tocar allá una vez más. Ahora vamos con un show distinto, no queríamos volver con el mismo setlist. Hemos llegado a este punto de nuestra carrera en el que ya no sé cuándo será el próximo show, así que en cada uno toco como si fuera el último. Sé que suena un poco categórico, pero en realidad es como me siento cada vez que me paro sobre el escenario y frente al público: no sé cuándo volveré a hacerlo. La experiencia te va enseñando eso, que lo único que puedes hacer es intentar dar lo mejor de ti cada noche y el resto ya depende de la voluntad del cosmos.

—¿Tiene la sensación de que esta visita a Sudamérica sí será la última? ¿Se ve tocando con Aerosmith algunos años más?

—Pese a que cuando digo “no sé cuándo volveremos a tocar” se puede interpretar como algo pesimista, mi visión personal es bastante optimista. Lo único que puedo decir es que vayan al show y pretendan que es el último, porque nunca se sabe. Por eso el rock n’ roll es algo tan único, porque tocas esa noche y ahí quedó todo. Hay miles de videos en internet pero nada puede reemplazar la experiencia de estar en el estadio viendo a la banda en vivo.

—En su caso, siempre está creando nueva música. ¿Hay posibilidades de que Aerosmith saque otro disco o ve más probable un álbum en solitario?

—Tengo un disco solista que está muy avanzado. De hecho la idea es que salga en octubre. Y en enero próximo pretendemos lanzar un nuevo álbum de Hollywood Vampires, con quienes iniciaremos ese año una nueva gira que esperemos nos lleve a Sudamérica. Pero con Aerosmith no hemos hablado nada concreto sobre nueva música ni ha habido conversaciones sobre un disco.

—Tanto en Brasil como en Chile coincidirán con The Who y Guns N’ Roses. ¿Cree que junto con su grupo son de los últimos grandes sobrevivientes del rock que van quedando?

—Definitivamente. Soy un fan de los dos así que será genial tocar juntos. Nosotros somos más cercanos generacionalmente a The Who, partimos tocando algunos años después que ellos, pero Guns N’ Roses también es parte de esa tradición y ahora son rock clásico. A ellos los conozco hace muchos años, desde que abrieron por primera vez un show nuestro, y respeto mucho su trabajo. A Slash lo considero uno de mis mejores amigos.

Sobre el autor: