*

Culto
Los hechos históricos que inspiraron Game of Thrones

Los hechos históricos que inspiraron Game of Thrones

Ambientada en una suerte de Edad Media, con una gran cantidad de elementos fantásticos; la ficción escrita por George R. R. Martin se sustenta en la historia universal para dar vida a los personajes que cada domingo se toman las pantallas de HBO.

Son miles de años los que conforman la historia universal de la humanidad. Cada cultura y cada época guarda sucesos que inspiraron ficciones y muchas veces resultaron incluso más increíbles que aquellas historias con un fuerte componente de imaginación.

Game of Thrones, la serie de televisión nacida de las novelas de George R.R. Martin, se caracteriza por una trama que gira en torno a la lucha de poder entre familias, las muertes trágicas e inesperadas y elementos de fantasía que logran mantenerlo en dicho género más que en la realidad.

Sin embargo, a lo largo de la historia, ocurrieron hechos muy similares a los acontecidos en la serie de HBO, tan similares que dan para pensar que Martin plasmó una fuerte dosis de historia universal en sus escritos.

Dejando en claro que al leer esto puedes encontrar spoilers, aquí resumimos los principales sucesos reales homologables a los ocurridos en Game of Thrones:

Los Lannister versus los Stark

La guerra de las dos rosas guarda similitudes con la enemistad entre los Lannister y los Stark, no solo porque los apellidos de estas dos familias son parecidos, también por la importancia que tuvo en sus respectivos reinos.

Los Lancaster y los York, eran dos familias del siglo VI en Inglaterra que se disputaron el derecho al trono. Todo comenzó cuando su ascendente común, el Rey Eduardo III de la casa Plantagenet, falleció. La ley dictaba que su primogénito debía reinar, sin embargo su hijo Eduardo ‘El Príncipe Negro’, falleció tempranamente dejando como heredero al trono a Ricardo II de solo 10 años.

Los hermanos menores de Eduardo ‘El Príncipe Negro’ -los líderes de las casas Lancaster y York- no fueron considerados en esta línea de sucesión, a la cual ellos consideraban tenían derecho, por lo que se desató una guerra civil cuando Ricardo II fue derrocado por su primo Enrique Bolingbroke de la casa Lancaster a 20 años de reinado.

Enrique asumió el trono como Enrique IV, lo cual era muy poco probable que ocurriera si se seguían la línea de sucesión correspondiente, ya que era el cuarto hijo del tercer hijo de Eduardo III. De allí que se desarrollara una lucha intermitente con la otra familia directa con derecho al trono, los York.

Fuego Valyrio

Desde la segunda temporada que Game of Thrones muestra el poder del fuego Valyrio, flamas que destruyen todo a su paso y que incluso son capaces de arder en el agua, como quedó demostrado en la batalla de Aguasnegras y con la explosión del Septo de Baelor en la sexta.

El fuego griego fue utilizado durante el imperio Bizantino y tal como su nombre lo indica, era un arma incendiaria. Se usó principalmente como arma durante las batallas navales recibiendo distintos nombre a lo largo de la historia según explica ABC, ‘fuego romano’ cuando se usó contra los árabes, ‘fuego griego’ para los caballeros cruzados y ‘fuego bizantino’ cuando se usó contra los otomanos.

Esta era una sustancia inflamable lanzada contra las flotas que pretendían invadir sus territorios y se dice que, al igual que el fuego Valyrio, era capaz de arder en el agua.

La boda roja

En el noveno capítulo de la tercera temporada, los seguidores de la serie partidarios de los Stark, fueron testigos de una tragedia. Durante la fiesta de matrimonio de Edmure Tully y una de las hijas de Walder Frey, el líder del paso Los Gemelos, traicionó a sus invitados asesinando a Catelyn, Robb y Talisa Stark junto a sus soldados. Traición planeada junto con los Lannister.

Este capítulo se llamó ‘La boda roja’ y muerte fue anunciada por la canción “Las lluvias de Castemere”, muy parecido a ‘La cena negra’, solo que la segunda fue real.

En Escocia, no se dividían en familias, sino en ‘clanes’ y es justamente entre clanes que se desarrollan los trágicos sucesos que inspiraron a George R.R. Martin. Durante la guerra de independencia en Escocia del siglo XV, el Clan Douglas adquirió tal poder que pronto levantó la envidia de las demás familias que anhelaban el control.

El Conde William Douglas fue invitado a cenar con el Rey Jacobo II con el objetivo de afianzar alianzas. Sin embargo, Jacobo II -al igual que Frey- quebrantó las leyes de la hospitalidad y mató a sangre fría a sus invitados. La traición fue antecedida por el sonido de tambores y la cabeza de un toro negro, para luego arrestarlos y decapitarlos.

El muro

En los siete reinos, el muro no es solo el lugar que alberga a la Guardia de la noches, también es la frontera y protección para impedir el paso de los salvajes y- sin saberlo muchos- a los caminantes blancos.

El primer siglo, los romanos tenían el control de Britania, pero debían protegerla constantemente de los ataque de los salvajes, en aquella época los escoses. Esta fue construida por órdenes del Emperador Adriano no solo como fortaleza, también para delimitar geográficamente el imperio romano.

Pero no es el único muro relevante en la historia mundial.  Si bien escapa en cuanto a límites geográficos, La Gran Muralla China también fue usada para proteger el imperio chino.


Las coincidencia históricas abundan, sobretodo si se analiza en detalle las historias de los personajes.

Brienne of Tarth se asemeja a Juana de Arco, Daenerys regresó del exilio a conquistar el trono tal como lo hizo Henry VII de Inglaterra, y hay más de un joven rey, despreciado por su pueblo, que murió tempranamente al igual que Joffrey Baratheon.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov