*

Culto
Back to Black de Amy Winehouse: la tragedia del desamor

Back to Black de Amy Winehouse: la tragedia del desamor

La muerte de una relación se refleja en este sencillo compuesto por Amy Winehouse y Mark Ronson. La británica plasmó sus conflictos personales en su obra musical, dejando un legado de canciones desgarradoras.

Las drogas, el alcohol, la presión de la fama y relaciones amorosas desafortunadas, marcaron la vida de la cantante Amy Winehouse. La joven británica dejó ver al mundo sus conflictos personales por medio de sus canciones que combinaban letras tristes con el ritmo del soul y el R&B.

Uno de sus éxitos más reconocidos es “Back to black”, perteneciente al álbum del mismo nombre. Este sencillo narra de forma honesta y directa lo que sentía tras la separación de su pareja Blake Felder, con quien se casó posteriormente en 2007.

La misma artista explicó la canción para el diario The Sun en octubre de 2006: “Back to black es cuando terminas una relación y regresas a lo que es cómodo para ti. Mi ex volvió con su novia y yo volví a beber y a los tiempos oscuros”.

También puede interesarte

De hecho, posteriormente en la revista Rolling Stone, reafirmó esta idea al ampliar su inspiración a todo el álbum. “Todas las canciones son sobre el estado de mi relación en ese tiempo con Blake. Nunca me había sentido de la forma que me sentía con él en mi vida. Fue muy catártico, porque me sentí terrible respecto a la forma en que nos tratábamos” .

La cantante compuso la letra de esta canción y contó con la colaboración musical de Mark Ronson, la primera obra que compartieron. Los acordes de piano que dan comienzo al single fueron tocados por el mismo Ronson. En junio de 2010, el productor dijo en entrevista para Mojo: “Nunca olvidaré el día que conocí a Amy -porque cambió todo para mí”.

Este primer encuentro fue en marzo de 2006 en Nueva York, en el estudio que Ronson tenía en Mercer Street. “Le dije que habláramos de música, quería ver cómo era ella. Dijo que le gustaba salir a bares y clubes, jugar billar con su novio y escuchar Shangri-Las. Luego tocó algunas de sus canciones. (…) Le dije que no tenía ninguna composición para ofrecerle en ese momento, pero podría trabajar en algo durante la noche para que volviera al día siguiente.  Así creé ese riff de piano, que se convirtió en los acordes de ‘Back to Black'”

El video también expone el sentir de la artista. Filmado en blanco y negro, el cementerio de Abney Park y otras locaciones en Londres fueron el lugar en que se realizó el funeral de su relación.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov