*

Culto
Una tragedia más en el rock: fallece el vocalista de Linkin Park

Una tragedia más en el rock: fallece el vocalista de Linkin Park

Chester Bennington se quitó la vida la mañana de ayer en su casa en Los Angeles. Su muerte coincidió con el cumpleaños de su amigo Chris Cornell, quien se suicidó en mayo.

El final de la historia de Chester Bennington no sólo está envuelto de tragedia, sino que además viene de la mano de una triste coincidencia -que quizás fue premeditada-: el músico norteamericano, vocalista y frontman de Linkin Park, se quitó la vida el día en que su amigo Chris Cornell habría cumplido 53 años. Además, según reportes, lo hizo de la misma forma en que el líder de Soundgarden se suicidó en mayo.

Según reportó el portal norteamericano TMZ, el cantante de 41 años fue encontrado sin vida en su residencia ubicada en Palos Verdes Estates, en Los Angeles (EE.UU.). El músico estaba solo, mientras su familia se encontraba fuera de la ciudad, y su cuerpo fue hallado por un empleado de la casa un poco antes de las 9 de la mañana. De acuerdo a la información del portal, el artista se habría ahorcado, dejando a seis hijos, algunos de su actual matrimonio y otros de su relación anterior.

Bennington fue desde el comienzo el rostro más reconocido de Linkin Park, junto al co-vocalista y guitarrista Mike Shinoda. Con el resto de sus compañeros dejó una huella en la música del nuevo milenio y el subgénero nu metal con Hybrid theory (2000), que con 30 millones de copias vendidas en el mundo -sólo uno de los cinco discos en conseguir esa marca desde el año 2000- es aún el álbum debut más vendido de este siglo. La banda continuó su éxito con Meteora (2003) -y el inescapable sencillo “Numb”- y “Minutes to midnight” (2007).

Si bien en la última década su popularidad decayó, el grupo siguió sacando discos y manteniendo su convocatoria como acto en vivo. De hecho, en mayo pasado repletaron el Movistar Arena, cuando Bennington y compañía visitaron Santiago promocionando su más reciente disco -un giro hacia el pop radial-, One more light. Justamente ayer, antes de conocerse la muerte del vocalista, la banda estrenó el videoclip de la canción “Talking to myself”, que incluye imágenes de esa jornada en el recinto del Parque O’Higgins.

Durante su carrera Bennington -quien luchó por años contra la adicción a las drogas y el alcohol, y en alguna oportunidad comentó que pensó en el suicidio luego de ser abusado cuando niño- desarrolló una cercana amistad con Chris Cornell (el hombre de Soundgarden giró con Linkin Park en 2008), incluso siendo padrino de uno de los hijos del ídolo grunge.

En el funeral de Cornell, un afectado Bennington interpretó Hallelujah de Leonard Cohen. Días antes Linkin Park también dedicó su interpretación de la canción One more light en un programa de televisión norteamericana al cantante. “No puedo imaginar un mundo sin ti. Espero que encuentres paz en la próxima vida”, afirmó Bennington en una carta abierta a su amigo tras su muerte. Meses después, es su propio nombre el que enluta una vez más al mundo del rock con una partida tan prematura como triste.