*

Culto
“Father and son”: la historia de uno de los mayores éxitos de Cat Stevens

“Father and son”: la historia de uno de los mayores éxitos de Cat Stevens

La canción de 1970 perteneciente al álbum Tea for the Tillerman, evoca melancolía y el adiós que un padre siempre da a su hijo cuando este abandona el nido.

No es tiempo de hacer un cambio
relájate, tómalo con calma
aún eres joven, esa es tu falta
hay tanto que debes saber
encuentra una chica, sienta cabeza
si quieres te puede casar
mírame, soy viejo
pero soy feliz.

Esta canción nació de una historia ficticia creada por Cat Stevens -ahora llamado Yusuf Islam-. Cuenta la historia de una familia de Rusia en la que su hijo quiere unirse a la revolución rusa, pero su padre le pide que se quede en casa trabajando con él en la granja. A lo largo de la canción se desarrolla un diálogo entre las distintas personas involucradas en esta triste pero inevitable situación.

Sin embargo, la narración no surge de una mera invención. La relación paterna que tuvo el propio Stevens está retratada en esta canción, según contó en 2009 en el programa The Chris Isaak Hour. “Él estaba a cargo de un restaurant y yo era una estrella pop, así que yo no estaba siguiendo lo que él tenía determinado. Pero no tuvimos ningún antagonismo. Yo lo amo y él me ama”, dijo el músico.



Esta emotiva canción no ha estado exenta de polémicas. Los productores del filme Moulin Rouge (2001) quería incorporarla a su banda sonora, sin embargo Stevens se opuso fervientemente ya que se contradecía con sus creencias como musulmán. Finalmente la canción elegida para el filme fue “Nature Boy” de David Bowie y el asunto quedó allí.

Al año siguiente, otro problema tendría como foco el sencillo de Yusuf Islam. La banda The Flaming Lips estrenó en 2002 el tema “Fight test”, el cual se consideró que sonaba muy similar a “Father and son”. La polémica explotó en 2003 cuando los rankings musicales posicionaron la canción, y una demanda arrinconó a The Flaming Lips.

El conflicto llegó a un cierre cuando el grupo de rock acordó dividir las ganancias de “Fight test” con el compositor. “Father and son” debía ser valorada y respetada como corresponde.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera