*

Culto
Nominaciones al Emmy: HBO sigue siendo el rey

Nominaciones al Emmy: HBO sigue siendo el rey

Aún sin Game of Thrones en competencia, el gigante del cable logró 110 nominaciones al trofeo más importante de la TV. Aunque Netflix se le acerca cada vez más, este año con 91 nominaciones.

Si vivimos en la era dorada de la televisión, el Emmy es la pelea anual por cuál de todas las series, miniseries y productos de la pantalla chica, brilla más. El trofeo más importante de la TV ha tenido que reflejar los enormes cambios en la industria en los últimos años, como la arremetida del streaming y el aterrizaje de las estrellas de cine que buscan papeles con más cuerpo que los que ofrece pantalla grande y sus franquicias sin fin. La lucha por lograr nominaciones se ha vuelto tan dura, que durante la campaña previa los canales y los sistemas de streaming están invirtiendo enormes sumas para ser considerados; en la publicación especializada Variety, se mencionaba que algunos ejecutivos comienzan a compararlo con la carrera por el Oscar.

La duda este año era si HBO podría seguir siendo el líder de nominaciones sin Game of Thrones, ya que la serie, que ha ganado mejor drama por dos años consecutivos, movió su estreno y que quedó fuera del plazo de las postulaciones.

Bueno, HBO sigue siendo el rey de la pantalla chica, con 110 nominaciones en total, y con la serie más nominada del año, Westworld, con 22 reconocimientos; sólo le empató Saturday Night Live, que vive un nuevo auge de popularidad gracias a sus múltiples parodias a la administración Trump. Pero HBO no se puede dormir en los laureles, ya que el tiempo en que su lema “no es televisión”, significando algo distintivo y mejor, quedó muy atrás; de hecho, todo lo que no es televisión tradicional hoy es lo que justamente se le ha vuelto una amenaza. En primer lugar del streaming está Netflix, con 91 nominaciones, incluidas un total de 18 para Stranger Things (¡incluso para la actriz que interpreta a Barb!), su sorpresivo hit de 2016. A la serie de misterio le empata Feud, la producción de antología sobre Bette Davis y Joan Crawford, protagonizada por Susan Sarandon y Jessica Lange. El tercer lugar en cuanto a número de nominaciones lo tiene Veep, de nuevo de HBO, la comedia política protagonizada por la incombustible Julia Louis-Dreyfus.


De drama y actrices

El premio a mejor serie drama es siempre considerado el de más prestigio; con siete nominados, hay sólo dos que se repiten el plato, Better Call Saul y House of Cards; esta última logró el espacio aún cuando su actual temporada ha sido criticada porque ha decaído en calidad. Los nuevos contendores incluyen la ya mencionada Westworld, mega producción de HBO de ciencia ficción; Stranger Things y The Crown (sobre la reina Isabel II), lo que le da un triunfo a Netflix con tres nominaciones en la categoría; This is us, saga familiar inédita en Chile que se ha transformado en el caballo de batalla, por éxito de rating y crítica, de la TV abierta en EE.UU.; y The Handmaid’s Tale, la adaptación de la novela de Margaret Atwood que se ha transformado en un ícono pop, y le permite al streaming Hulu, brillar en los Emmy. Esta última serie, protagonizada por Elizabeth Moss, tiene de hecho 13 nominaciones en total, incluidos reconocimientos para sus actrices Ann Dowd, Samira Wiley y Alexis Bledel y Moss.

Son las categorías de actuación femenina, de hecho, las que presentan competencias más fieras, sobre todo en el apartado de mejor Mini Serie, ya que son casi solo favoritas de la temporada, o en su defecto, ganadoras del Oscar: Carrie Coon, uno de los nuevos tesoros de la TV, compite por la siempre excelente Fargo; las ya mencionadas Jessica Lange y Susan Sarandon están nominadas por Feud; Felicity Huffman nuevamente es reconocida por su sólido trabajo en American Crime; y las muy estelares Reese Witherspoon y Nicole Kidman van por su producción de HBO Big Little Lies. Esta última también ha sido uno de los estrenos más comentados y aplaudidos de la TV en 2017, empujado por la misma Witherspoon, que se ha transformado en una productora de peso en Hollywood, que busca específicamente proyectos para más mujeres; la fórmula funcionó en TV, con la miniserie consiguiendo 12 nominaciones en total.

Este fue un año de abrirse a nuevas narrativas para las nominaciones, aunque por su puesto en el marco tradicionalista de los Emmy, lo que se nota en la categoría de mejor comedia: aunque fue imposible que Modern Family, lejos ya de la novedad de sus inicios, quedara fuera de la carrera, se incluyó también series llenas de frescura y de diversidad, como Atlanta, sobre la escena de rap en esa ciudad; la genial Black-ish sobre una familia afroamericana de los suburbios acomodados; la aplaudida comedia romántica Master of None protagonizada y creada por Aziz Ansari; además de dos producciones lideradas por mujeres, Veep y Unbreakable Kimmy Schmidt, junto con Silicon Valley.

¿Qué tiene a los críticos y fanáticos rasgando vestiduras sobre injusticia y ceguera? La tercera y final temporada de The Leftovers (que pueden revivir aún por HBO Go), o la ausencia de Transparent (que está en Amazon Prime), en mejor comedia. También están los que esperaban series aplaudidas pero más “indie”, como Fleabag o Insecure, pero quizás eso era esperar demasiado de los votantes del Emmy, que parecieran ciegos a las series sin actores ultra reconocidos si son novatas o muy diferentes. Hay que pensar que, por ejemplo, la muy popular RuPaul’s Drag Race, recién tras nueve temporadas fue reconocida en la categoría de Mejor Reality de Competencia; y además obtuvo otras 11 nominaciones.

Lo que de seguro también acaparará titulares es la nominación póstuma a Carrie Fisher, por su rol en la serie de comedia Catastrophe.

Y en excentricidades, el muy comentado capítulo de Black Mirror llamado San Junipero, sobre una conmovedora historia de amor lésbica en medio de la trama futurista de la producción, ha sido nominado como mejor película para la TV. Quién sabe, los Emmy no son tan cuadrados después de todo.

La ceremonia de los Emmy será transmitida en vivo el 17 de septiembre por TNT.

Sobre el autor: