*

Culto
Alejandro Zambra: “Gran parte del trabajo de Neruda resulta totalmente ilegible para mí, pero tienes que entenderme, soy chileno”

Alejandro Zambra: “Gran parte del trabajo de Neruda resulta totalmente ilegible para mí, pero tienes que entenderme, soy chileno”

El autor chileno se sometió al cuestionario del Suplemento Literario de The Times, en el cual reveló qué autores prefiere y aspectos de él mismo como escritor.

El poeta y escritor chileno que cuenta con tres libros de poesía, tres novelas, dos libros de relatos y dos compilaciones de ensayos; fue interrogado por el suplemento literario del medio británico The Times. En 20 preguntas, el narrador chileno fue consultado por diversos aspectos de su desempeño como hombre de letras, como su opinión sobre distintos autores, y su desempeño en su propio trabajo como literato.

Zambra considera que no hay ningún libro escrito por otra persona que le hubiese gustado escribir él mismo, pero extrapoló la pregunta al área musical: “Hay muchas canciones que me hubiese gustado escribir y tocar frente a miles de personas”.

Sin embargo, plantea que ni siquiera hubiese elegido ser escritor: “Creo que nunca lo hubiese elegido, simplemente yo era innegablemente peor al hacer otras cosas”, menos quizás ser arquero, habilidad que señaló cuando le preguntaron su talento oculto.

Sin dar muestras de arrepentimiento, Zambra afirma que no cambiaría nada de sus obras, que lo mejor es seguir adelante y escribir lo siguiente.

Ante las preguntas obligatorias del mundo literario, el autor de Bonsái (2006)  dijo que los escritores que considera son subestimados son Emmanuel Bove, Natalia Ginzburg, Gabriela Mistral, Julio Ramón Ribeyro, Hebe Uhart, Dino Buzzati, Josefina Vicens, Gonzalo Millán, Romain Gary, entre otros.

Desde la otra vereda, la de los sobrevalorados, Zambra no tiene problemas en señalar a Pablo Neruda: “Gran parte del trabajo de Neruda resulta totalmente ilegible para mí, pero tienes que entenderme, soy chileno”

En una serie de preguntas cortas, el escritor de verso y prosa eligió a Emily Dickinson por sobre Jane Austen y Charlotte Brönte, a César Vallejo en vez de Camus o Sartre, a Proust por sobre Joyce y nuevamente a Proust cuando se le dio a elegir entre Knausgaard y Ferrante.

Tanto Jacques Derrida como Judith Butler forman parte de la elección de Zambra, a diferencia de Bram Stoker y Mary Shelley que fueron rechazados por elegir a Juan Rulfo.

Consultado sobre el futuro de los autores contemporáneos, Zambra se muestra optimista respecto al área literaria, ya que considera que muchos de ellos seguirán siendo leídos en 100 años más: “Soy pesimista sobre el futuro de la humanidad  pero optimista sobre el futuro de la literatura. Me temo que seguiremos necesitando buenos libros”.

Sobre el autor: