*

Culto
Plot twist: grandes giros argumentales de la música en español

Plot twist: grandes giros argumentales de la música en español

Lo siguiente es un listado de canciones con finales inesperados. De esas que hay que oír con atención para entender su desenlace.

Partamos por casa: Zalo Reyes reversionando un clásico de Hansel y Raúl para popularizarlo en este lugar del mundo. La historia es simple: hay una boda entre una pareja de jóvenes que está siendo impedida por el padre de uno de ellos, quien alega que son hermanos. Al final, la pareja puede contraer nupcias, pero el giro argumental que lo permite es por lo menos llamativo:



Si viajamos a México, encontramos un clásico de los bailables de comienzos de los noventa: “El Apagón” de Yuri. La blonda describe una situación incómoda en que se corta la luz, es tomada por la espalda y acariciada en plena oscuridad. El final, conocido por todos pero no menos sorprendente es que se trataba de su padre. Creepy:



Si hablamos de una novia que está sintiendo cada vez más el paso del tiempo, que recibe elogios y emplazamientos románticos y le sumamos esta letra: “Ella es mi novia y no anda con chantajes/ Ni pone reglas de fidelidad/ Me ha alcahueteado a cada personaje/ Sin importarle la exclusividad”, no podemos hablar de otro que de Ricardo Arjona, quien de una manera erótica hasta el fin de la canción nos contaba lo mucho que admira a… su madre:



El poeta latinoamericano por excelencia en la música popular también tiene otro gran giro argumental en una canción. Una bastante conocida. Una que lo lanzó a las grandes ligas. “Historia de taxi” cuenta la historia de una pareja de amantes que se conoce mediante un intercambio de dinero por traslado, solo para descubrir que el marido de Norma, la rubia que para el taxi siempre a las diez en el mismo lugar, la engañaba con la mujer del taxista:



El propio Arjona colaboró con Ana Cirré en la creación de la letra de “Casi perfecto”, una canción que describe a un hombre soñado que cuenta con atributos sobresalientes como ser afín al signo del zodíaco, tener el futuro resuelto, no beber alcohol y odiar el tabaco. Al final de la canción, cuando todo sonaba a boda, romance, felicidad y todo lo demás, nos enteramos del secreto: ¡No era soltero!



Si dicen que Dyango se sumará al dúo Pimpinela para una colaboración, no hay duda de que el resultado será épico. Aún así, esta canción, y sobre todo su video, supera cualquier expectativa. Cuento corto: Dyango consuela a un amigo que ha perdido el amor de su vida en manos de otro hombre, le dice que esté tranquilo, que está bien y con un buen hombre. Luego, aparece la mujer cantando también su dicha y pidiendo que su ex amor se entere del buen pasar que ostenta. Al final, Dyango confiesa su rotura del “bro code”: era él quien había robado el amor de aquella mujer. Disfruten el video:



Yendo a lo contemporáneo, una generación completa bailó en cada fiesta colegial el reggaetón más famoso de Don Omar, en el que junto a Aventura, el otrora grupo de Romeo Santos conversan sobre la historia del puertorriqueño y la infidelidad que sufrió. El final de “Ella y yo”, esperado por todos en casa presentación en vivo, incluye un acto teatral en que se desafían ante la confesión de Don Omar: “Salí con tu mujer”. “Que te perdone dios, yo no lo voy a hacer”, le dice un emocionado Romeo:



Una pareja se conoce en el metro de Madrid, se mira todos los días y cuando decide acercarse, tras mucho tiempo coqueteando, cuando todo indica que vivirán juntos para siempre, el primer beso se transforma en el último. Los atentados del 11M impiden que aquel amor logre consumarse:



Bonus track: hasta el mismísimo Sherlock Holmes es convocado para resolver el crimen de la casa de Lord James en esta canción del inmortal programa infantil de los 90. Mientras toda la letra nos habla de la escena del crimen, los posibles sospechosos e incluso revela tanto al culpable del asesinato como el motivo de su fechoría, el tema nos tenía guardada una última sorpresa: la víctima no había sido una persona, sino que una mascota: el gato de Lord James. Ojalá que Thomas, el criado, sea castigado por la furia animalista:



Bonus track 2: era leona y no león. Por Willy Sabor: