*

Culto
Llega obra de William Carlos Williams, el poeta que inspiró a Jarmusch

Llega obra de William Carlos Williams, el poeta que inspiró a Jarmusch

Publican el ejemplar Poesía reunida, del autor de Paterson, que le da nombre al último filme del cineasta norteamericano. Médico durante el día y poeta por la noche, quien intentó reinventar la poesía americana falleció en 1963, a los 79 años.

La mayor parte de su vida la pasó en la ciudad de Rutherford. “Es un mal ambiente para los poetas”, dijo William Carlos Williams sobre la localidad ubicada en Nueva Jersey, de la que solo salió para estudiar medicina.

En el día era el jefe de la unidad de Pediatría del Hospital General de Santa María y por las noches escribía poemas. A 11 kilómetros de Rutherford estaba Paterson, un paisaje que se volvió su obsesión. Por más de una década escribió cinco tomos sobre el lugar, donde registró desde el movimiento de una cascada hasta el habla de sus habitantes. Por el tercer volumen de Paterson, Williams obtuvo el National Book Award, en 1950. Un año después un infartó lo obligó a abandonar la medicina. Murió de una hemorragia cerebral mientras dormía, a los 79 años, en 1963.


Nuevo mundo

“Ninguna idea, salvo en las cosas”, era el lema del doctor Williams, quien hacía de los objetos y la naturaleza parte de su poesía. Una obra concreta, sencilla y profunda que cautivó al cineasta estadounidense Jim Jarmusch, quien le rinde un homenaje con su última película, Paterson, protagonizada por Adam Driver, que aún está en carteleras locales.

También puede interesarte

“La poesía de William Carlos Williams es una metáfora del hombre”, dice la frase de Jarmusch que ahora sirve para promocionar Poesía reunida. El ejemplar, cuyos versos fueron traducidos por Edgardo Dobry, Juan Antonio Montiel y Michael Tregebov, acaba de llegar por el sello Lumen.

Cercano a la generación beat, amigo de Allen Ginsberg, Williams fue reconocido por sus pares, Wallace Stevens, Marianne Moore y Ezra Pound. Además, tradujo versos al inglés de Nicanor Parra para el libro Poems and antipoems (1967).

“Williams fue un furioso poeta revolucionario, que trabajó toda una vida para reinventar la poesía americana”, apuntó el diario The New York Times cuando apareció su biografía Something urgent I have to say to you, en 2011. Con ese fin creó el término Pie variable, un dispositivo de métrica que según él resolvería el conflicto entre la forma y el verso libre. Una muestra de ese trabajo se puede leer en Poesía reunida, volumen compuesto de los libros Kora en el infierno (1920), La música del desierto (1954), Viaje al amor (1955) y Cuadros de Brueghel (1962).

“Ninguna derrota es enteramente una derrota, pues/ el mundo que abre es siempre un sitio/ hasta entonces/ insospechado”, escribe en El descenso, uno de sus poemas más citados. “El descenso/ despierta a un nuevo mundo:/ que es el reverso/ de la desesperación”, agrega en el poema que tenía a la vista cuando lo entrevistó The Paris Review, en 1962.

Sobre el autor: