*

Culto
El Salmón en aguas chilenas: cuatro momentos

El Salmón en aguas chilenas: cuatro momentos

Con catorce álbumes de estudio y 40 años de carrera musical, en Culto anticipamos la próxima presentación de Andrés Calamaro en Chile recordando sus cuatro recitales realizados en el país la última década.

9 de diciembre 2007

En octubre de ese año, Soda Stereo se despidió de Santiago como parte de su gira Me verás volver, marcando un hito musical del rock latino. La semana que comenzó el 7 de julio, se presentaban tres artistas internacionales que marcaron pauta esos días: The Police, Snoop Dog, el ahora fallecido Chris Cornell y el argentino Andrés Calamaro.

El Espacio Riesco fue el escenario que recibió al cantautor trasandino. Fito y los Fitipaldis, la banda española de rock liderada por Fito Cabrales, fue telonera de una jornada que duraría casi tres horas y arrancó con la interpretación de  “El Salmón”.

La lengua popular, el úndecimo disco de estudio de Calamaro fue lanzado ese mismo año, y como era de esperar, cantó temas de dicho álbum como “Los chicos”, “Mi Gin Tonic” y “Carnaval de Brasil”. Sin embargo, fueron los éxitos de siempre los más aclamados.  “Loco”,  “Crímenes perfectos” y “Paloma” fueron coreados por todo el público que esperaba un show interminable.

Tras los versos “dos ilusiones se irán a volar / pero otras dos han venido”, el cantante y su banda dejaron el escenario. El público pidió a gritos su regreso y se cumplió: Calamaro volvió junto a los españoles Fitipaldis para interpretar “Me arde”, “Quiero ser una estrella”, la rockera “Alta suciedad” y, finalmente el cierre llegó con “Flaca”.

5 de diciembre 2009

El Movistar Arena fue el recinto elegido para esta visita. El artista dio el vamos a su espectáculo con los riff de “Jumping Jack Flash” de los británicos Rolling Stones, los cuales poco a poco se fueron fusionando con “El Salmón”.  Sin ninguna pausa, “Mi enfermedad” fue la canción que resonó y fue cantada al unísono por el público.

Esta presentación de Calamaro, puede ser calificada como una instancia de homenajes. Tras cantar “Salud (dinero y amor)” de Los Rodríguez, el argentino dedicó unas palabras a Víctor Jara, quien pocas horas antes, había sido sepultado en el Cementerio General de Santiago. “Brindo por el descanso definitivo del mártir Víctor Jara y la dignidad revolucionaria del pueblo latinamericano”, dijo Calamaro.

Tras los temas lentos como “Media Verónica” y “Los aviones”, el ‘Salmón’ incursionó en los tangos “Naranjo en flor” y “Soledad”. Luego, Calamaro regresó a los homenajes y cerró “Estadio Azteca” con versos de “Gracias a la vida” de Violeta Parra.

El recital ya acumulaba dos horas de duración cuando comenzó a sonar el sencillo “Flaca”. Terminando uno de sus canciones más conocidas, el cantautor dedicó su presentación a Víctor Jara, Violeta Parra, Mercedes Sosa y a Luis Alberto ‘Flaco’ Spinetta. Pero el show no había terminado.

A diferencia de su presentación anterior en Chile, sus canciones de despedida fueron “Canal 69” de Los Rodríguez y “Paloma”.

11 de diciembre 2010

Argentina y Chile se reunieron en la Elipse del Parque O’Higgins para celebrar su bicentenario y revivir musicalmente el abrazo de Maipú que Bernardo O’Higgins y José de San Martín se dieron fraternalmente.

Festival Cristal en Vivo: El Abrazo, fue el nombre oficial de esta evento que convocó a ídolos del rock chileno y argentino. Los Bunkers fueron los encargados de abrir el espectáculo que duraría 11 horas luego de la presentación de Vicentico que se despidió a las 2 am.

El cartel formado por artistas entre los que destacan Los Jaiva, Charly García, Los Tres, Fito Páez, Jorge González y Andrés Calamaro; convocó a más de 70 mil personas. Calamaro comenzó -casi como una tradición- con “El Salmón”. Luego hizo un repaso por sus temas más aclamados como “Te quiero igual”, “Todavía una canción de amor”, “Mil horas” de Los abuelos de la nada, “Tres marías” junto a Vicentico, “Crímenes perfectos”, “Gracias a la vida” de Violeta Parra y, como punto final a su participación de media hora: “Flaca”.

17 de mayo de 2013

Nuevamente, el Parque O’Higgins recibió al argentino. Esta vez, al interior del Movistar Arena como parte de su tour “Bohemio”.

El show que duraría una hora y media, comenzó con “Loco”, el ‘Salmón’ rompió esa pequeña costumbre que gestó en sus tres presentaciones anteriores, cambiando su tema de apertura. Le siguió “Crímenes perfectos”, sencillo que usó de pie para hablar de la muerte de Jorge Rafael Videla: “El dictador murió de viejo, pero preso”.

Con un show que compiló éxitos de su trabajo en solitario y como solista, Calamaro deleitó a su público cantando “A los ojos”, el infaltable “El Salmón”, “Mi enfermedad”, “Te quiero igual” y “Sin documentos”.

Luego, tomó otros minutos para referirse a un fallecido, pero que recordó con afecto. Ese viernes, el músico Luca Prodán hubiese cumplido 60 años, mencionó Calamaro mientras se mostraron imágenes de Astor Piazzolla, Luis Alberto Spinetta, Víctor Jara, para cerrar con una versión de “De Música ligera” de Soda Stereo -una suerte de saludo a Gustavo Cerati- y “Los chicos”.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera