*

Culto
La frontwoman de los 2000: Karen O

La frontwoman de los 2000: Karen O

Cuando N*Sync estaba en su cénit, Britney Spears lo había hecho de nuevo y Coldplay cantaban Viva La Vida, la aparición de los Yeah Yeah Yeahs era como una bomba atómica en ese paraíso de pop. Y al centro de todo: su vocalista.

Todas las décadas del rock tienen una frontwoman, una reina del escenario, y la de los 2000 fue Karen O. Nacida en 1978 en Corea del Sur con padre polaco y madre coreana, Karen Lee Orzolek y su familia emigraron a Estados Unidos para establecerse en New Jersey, donde Karen creció hasta que se fue a Nueva York a estudiar arte. Fue en esa época en que conoció a Nick Zinner y algo que partió como broma, se convirtió en una de las bandas insignes de principios de la década del dos mil. Los Yeah Yeah Yeahs se formaron el 2000 primero con Orzolek y Zinner y luego se sumó Brian Chace como baterista. El nombre, dicen, fue porque escucharon a alguien contestar de esa forma “yeah yeah yeah”. Un clásico neoyorkino.

Si bien la música de los YYY daba que hablar por sí sola -la prensa de la época los llamó los salvadores del punk-, lo que resaltaba realmente y por sobre todo era su vocalista/tecladista, Karen O. Fue al frente de los Yeah Yeah Yeahs que, junto a The Strokes y The White Stripes, revivieron el rock más noise que habían heredado de Sonic Youth en los 2000. En un año en que N*Sync estaba en su cénit, Britney Spears lo había hecho de nuevo y Coldplay cantaban “Viva La Vida”, la aparición de los Yeah Yeah Yeahs era como una bomba atómica en ese paraíso de pop.

Con una actitud desbordante en el escenario, donde podía escupir cerveza o tragarse un micrófono, Karen O cantaba vestida en casi disfraces que le hacía su amiga diseñadora Christian Joy. Estos trajes estaban en una delgada línea entre algo que podría haber usado David Bowie y algo realmente feo. Tenía el carisma suficiente para pararse en un mundo mayoritariamente masculino y sobresalir por ser ella misma. Hace 15 años, cuando apareció Fever To Tell, su primer disco de estudio, Karen O se convirtió en la Debbie Harry de una generación. Los que fueron adolescentes a principios de los 2000 y querían salirse del pop, tenían a Karen O para acompañarlos. El éxito de la banda fue creciendo y después del Fever To Tell, vinieron 3 discos más: Show Your Bones el 2006, It´s Blitz el 2009 y Mosquito el 2013.

Karen O es además una talentosa compositora, que ha colaborado con una serie de pesos pesados de distintas industrias, y que hace música, videos e incluso el 2011 estrenó una ópera en Brooklyn, Stop The Virgens. El 2009 hizo el soundtrack para Where The Wild Things Are, de Spike Jonze (quien fue su pareja), luego participó del sountrack de The Girl With The Dragon Tattoo con un cover de “The Immigrant Song” de Led Zeppelin que cantó junto a Trent Reznor, además de colaborar nuevamente con Jonze con “The Moon Song”, canción para la película Her que le valió una nominación al Oscar el 2014 a mejor canción original.

Fue durante ese mismo año que sacó su primer disco solista: Crush Songs. Este disco, a diferencia de lo que hacía con su banda, eran canciones más íntimas, de corte lo fi donde la voz de Karen dejaba de gritar para cantar suavemente sobre distintos amores que habían pasado por su vida. “Cuando tenía 27 años solía enamorarme bastante y fue durante esa época que escribí estas canciones”, dijo sobre el disco. Quizás un adelanto de esto fue “Maps”, quizás la canción más famosa de los Yeah Yeah Yeahs, que el año pasado vio un revival inesperado de la mano de Beyonce, ya que la línea principal de la canción fue usada en la canción “Hold Up” del Lemonade.

Este año Yeah Yeah Yeahs se reunirá para tocar en vivo luego de un alto en 3 años. Lo harán en noviembre como headliners del Sound On Sound Fest. Oportunidad perfecta para que esa bomba que era sobre el escenario, pueda explotar otra vez.


Sobre el autor: