*

Culto
Radiohead: ese viejo amigo

Radiohead: ese viejo amigo

Este puñado de canciones son los últimos vestigios de un grupo convencional. Hay material interesante pero también queda claro por qué no integró las obras de aquel periodo.

Datos. Son dos discos. El primero contiene el álbum original remasterizado ¿Diferencias con la edición de 1997? Prácticamente ninguna. Muy difícil percibir una mejora significativa, tema habitual con estas ofertas, la sensación de gato por liebre. El segundo es la verdadera gracia de este paquete aniversario. Once temas, los tres primeros inéditos, los restantes lados b. Es el Radiohead de los 90 y aporta una perspectiva sobre lo entrañable de aquel periodo, pero también permite advertir los límites de la fórmula que encarnaban como una banda de guitarras de composiciones existenciales y épicas.

Este puñado de canciones son los últimos vestigios de un grupo convencional. Hay material interesante pero también queda claro por qué no integró las obras de aquel periodo. La propia banda nunca estuvo muy conforme con “Man of war” y particularmente “Lift” (entre las nuevas), este último un corte que el managment del conjunto deseaba publicar a toda costa y postergado por los músicos a sabiendas que podía reedituar en rankings y ventas.

Para esa porción del publico que cortó la comunicación con Radiohead a partir de Kid A (2000) acá hay una posibilidad de reencuentro. Los que supieron valorar su resistencia al rock de estadios y la consecuencia artística, no se pierden de mucho.


Sobre el autor:

Marcelo Contreras |
Periodista. En Twitter es @marcelotreras