*

Culto
Tom Chaplin: la voz de Keane viene a mostrar su vida solista

Tom Chaplin: la voz de Keane viene a mostrar su vida solista

Uno de los intérpretes más reconocibles en el pop inglés de este siglo aterrizará con un show donde también canta los hits de su grupo.

Por años fue el conjunto que creció bajo la estela de otros pioneros de la melancolía despachada para estadios o emisoras masivas, como Radiohead, Death Cab for Cutie o incluso Coldplay en sus primeros años. En ese puzzle, Keane logró ganarse un espacio en el pop global de principios de siglo, con canciones bien cuidadas y melodías efectivas, convirtiéndose además en visitante habitual de la cartelera chilena, con cuatro presentaciones repartidas en instancias tan singulares como el festival Vive Latino de 2007 o el Lollapalooza de seis años después.

Ahora el vínculo con el país se repetirá, pero bajo otro formato, sólo con una de sus piezas protagónicas aterrizando en Santiago: el cantante Tom Chaplin -rostro de la agrupación y parte fundamental de su identidad artística- estará el viernes 8 de septiembre en el Teatro La Cúpula del Parque O’Higgins, presentando una trayectoria en solitario que partió de modo oficial en octubre del año pasado, con la salida del disco The wave.

Una pieza que se ganó los aplausos de la crítica especializada (“tiene algo de la más hermosa e inspiradora música en su carrera”, consignó The Telegraph) y que marca el paréntesis abierto por su banda madre, sin una agenda activa desde hace al menos dos años. Eso sí, en sus actuales conciertos no hay olvido por el pasado: el artista también interpreta composiciones de Keane, las que incluso cubren parte importante de su performance, entre las que aparecen “Crystal ball” y “Somewhere only we know”.

Por otro lado, su nueva ruta también ha funcionado como una suerte de terapia personal. En varias entrevistas, el músico ha contado que tuvo una prolongada rehabilitación de las drogas y el alcohol en 2006, pero recayó casi una década más tarde, en 2015, paso por el infierno que documenta en su último trabajo y en sencillos como “Hardened heart” o “Quicksand”.

“Hay una parte de milagro en todo esto, porque mi vida se había convertido en un completo desastre, estuve a punto de perderlo todo y hasta de morir”, dijo en una reciente conversación con medios españoles. En lo musical, su receta se mantiene casi intacta, con el piano como epicentro de su obra, y el timbre evocativo y algo épico como el color más característico de su registro.

La venta de boletos para su cita capitalina parte el jueves 29 de este mes y con precios de $33.600 (en primera preventa e incluye cargos por servicio). Se pueden adquirir a través de la web y los locales del sistema Puntoticket.

Sobre el autor:

Claudio Vergara |
Subeditor de Espectáculos de La Tercera y periodista especializado en música popular.