*

Culto
The Beatles, disco por disco, canción por canción

The Beatles, disco por disco, canción por canción

En Los Beatles, desde el comienzo (1962-1966), los autores argentinos Sergio Marchi y Fernando Blanco, exploran de manera didáctica y con una serie de anécdotas la obra de los Fab Four, incluyendo la historia de cada carátula y el equipamiento utilizado en cada disco.

En el prólogo, los autores de Los Beatles, desde el comienzo (1962-1966) Tomo 1, lanzan una primera advertencia: la historia de la banda de Liverpool ha sido contada infinidad de veces, “pero quisimos hacer el libro que nos hubiera gustado tener cuando éramos chicos”. Efectivamente en los 80 y comienzos de los 90, época en la que crecieron Sergio Marchi y Fernando Blanco, autores de este libro de editorial Planeta y que acaba de llegar a las librerías chilenas, prácticamente no había material beatle de alto nivel en castellano y además era difícil conseguir textos en inglés.

Marchi, autor del excelente No Digas Nada: una vida de Charly García, ya se había adentrado al universo de John, Paul, George y Ringo junto a Blanco con la publicación de Beatlend, texto de 2008 que narra las carreras solistas de los Fab Four, sin detalles realmente reveladores para “beatlemaníacos” más serios. Sin embargo, esta vez, los autores sí logran una presentación más novedosa y episodios no siempre conocidos, bajo el formato de disco por disco, canción por canción.

Si bien hay otros textos que exploran y profundizan en la misma fórmula, Los Beatles, desde el comienzo también contiene las historias sobre las carátulas de cada álbum –en esta parte desde Please Please Me hasta Revolver incluyendo los singles-, anécdotas al por mayor y también el equipamiento que utilizó la banda para componer cada obra. Así, por ejemplo, en la página correspondiente a un tema como “Drive My Car” se da cuenta de que fue Paul McCartney quien interpretó la guitarra, mientras que “otro aporte importante aunque no figure en los créditos de la canción es el de George Harrison, que sugirió que su guitarra y el bajo tocaran al unísono”.

¿Otro ejemplo? En el capítulo dedicado a Revolver los autores narran que “para este disco Paul adoptó definitivamente el bajo Rickenbacker 4001S” y también volvió a usar una Epiphone Casino durante las sesiones, y John y George decidieron sumarse al club comprándose ambos unas Epiphone Casino Sunburst. Fue John quien más la usó en el estudio”. Todos estos elementos suelen ser muy valorados por los seguidores de los Beatles y también por los amantes de la música popular en general.

Pero es precisamente en esta última audiencia donde el libro tiene una mejor cabida, ya que todo este tipo de detalles están largamente documentados en obras como la del historiador beatle Mark Lewisohn y su The Complete Beatles Recording Sessions: The Official Story of the Abbey Road Years, de 1988, que recoge los diarios de grabación del conjunto británico en Abbey Road.

Otro pecado para cualquier beatlemaníaco es que aunque se aclara que el libro utiliza “el modo narrativo alejado de la solemnidad de un estudio académico”, lo que en parte se agradece en algunos pasajes, se excluye de manera olímpica la fuente de las citas de los protagonistas y el baúl de donde surgió la información.

De esta manera, se echa de menos una bibliografía, como también si se consultaron o no los libros publicados en los últimos años y que sí cuentan con material inédito e historias nunca antes reveladas, como las impecables biografías del autor británico Philip Norman, John Lennon: The Life (2008) y Paul McCartney: The Life (2016) o Tune In: The Beatles: All These Years (2016) de Mark Lewisohn.

Con todo, el libro de Marchi y Blanco (de la banda de covers beatle Nube 9) vale su lectura, por su carácter didáctico, entretenido y también porque se escribió en español.


Sobre el autor:

Alejandro Tapia |
Editor de Mundo de La Tercera. Ha cubierto los más importantes hitos políticos de América Latina de las últimas dos décadas.