*

Culto
Las Últimas Tribus: la nueva apuesta de Canal 13 para cultura en horario prime

Las Últimas Tribus: la nueva apuesta de Canal 13 para cultura en horario prime

El periodista Jorge Said viajó solo con cuatro cámaras a destinos recónditos. “Le temí a las tempestades y a las tormentas, y tuve temor por la malaria”, recuerda.

El potente bloque prime de los sábados que ha construido Canal 13 con programación cultural, durante julio sumará una nueva apuesta: Las últimas tribus.

El nuevo programa de la señal es conducido y producido por Jorge Said, el mismo que el año pasado salió por las pantallas de Chilevisión con Reportero en tiempos de crisis. Y fue precisamente ahí donde hizo lo que viene haciendo hace mucho tiempo, periodismo de guerra, lo que lo llevó a trabajar en países como Afganistán, Siria, Irak y Ucrania.

Hace seis meses, Said cambió el rubro bélico y decidió aventurarse con Las últimas tribus, y llegar a destinos desconocidos para él como Etiopía, Senegal, Indonesia, Isla de Borneo, India, China y Mongolia.

“Partí por Africa este gran desafío que consistía en encontrar tribus semi contactadas, que han tenido muy poco contacto con hombres occidentales, con hombres blancos. Quisimos ver cuáles son sus costumbres y su forma de vivir. Fue un proyecto muy ambicioso y novedoso”, explica el periodista.

Fueron seis meses de grabaciones, las que terminaron hace solo unos días, y en todo ese tiempo Said estuvo solo haciendo el recorrido que se tradujo en 10 capítulos. Y aún queda un viaje más, al Amazonas, para cerrar el programa.

Said reconoce que fue un tiempo intenso tanto física como emocionalmente, pero que todo se conjugó para contar siempre con el factor suerte, lo que le permitió concretar todo lo que se propuso antes de partir con su cámara.

Sin embargo, no desconoce que en muchos momentos sintió un enorme temor. “Tuve miedo cuando me topé con arenas movedizas, porque pensé que me podía morir. También pisé corales venenosos, y el dolor era tan fuerte que casi me desmayé”, recuerda y sigue: “Le temí a las tempestades y a las tormentas, y tuve temor por la malaria y muchas otras enfermedades. Y no olvido que los mosquitos me llevaron a urgencia, porque tenía tantas picaduras que era mucho el dolor”.

Las comidas y el agua también fueron temas delicados durante la ruta porque en muchas de las tribus a las que tuvo acceso, el menú consistía en serpientes, monos y cocodrilos. Y a ello se sumó el tema de los equipos, y las baterías.

En medio de todas las complejidades que vivió, el periodista recalca que “fue una experiencia fascinante. Tenía autonomía absoluta porque viajé solo, con cuatro cámaras. Me grabé yo a mí mismo e hice todos los textos en directo. Esa es la característica original del programa, y es la mayor diferencia con los otros programas de viajes. Todo lo hago solo, lo que también significó un riesgo”.

De todo lo que vio, Said, recuerda con mayor impacto lo vivido en Mongolia, donde una tribu, para alimentarse cazaban con águilas. “Mongolia es un país extraordinario. Cazan y comparten la comida, y eso me pareció espectacular. El águila caza un conejo, y la mitad es para ellos y la otra mitad para el águila. Esa relación animal hombre, es extraordinaria”, afirma.

Las últimas tribus irá después de Lugares que hablan, en reemplazo de Usted no reconoce a Chile, cuando la temporada del espacio de Don Francisco termine.

Sobre el autor: