*

Culto
Gene Simmons, bajista de Kiss, quiere patentar los cuernos del metal

Gene Simmons, bajista de Kiss, quiere patentar los cuernos del metal

El 9 de junio, el músico realizó el trámite ante la Oficina de marcas y patentes de los Estados Unidos para usar este símbolo para "entretenimiento, presentaciones en vivo por un artista musical y presentaciones personales por un artista musical".

A finales de los 60 la banda de música satánica Coven comenzó a usar este gesto. Luego, regresó en los 80s de forma masiva cuando Ronnie James Dio lo mostró en sus recitales junto a Black Sabath. Es a Dio a quien se le atribuye, si es que no la creación, la popularización de este símbolo que en el lenguaje de señas, significa “te amo” si es con el pulgar extendido.

En junio de este año, Gene Simmons, bajista y fundador de la banda Kiss, comenzó a realizar los trámites para patentar este símbolo en la versión del lenguaje de señas. El 9 de junio, pagó la suma de $275 dólares ante la Oficina de marcas y patentes de los Estados Unidos para que los cuernos del metal sean usados  para “entretenimiento, presentaciones en vivo por un artista musical y presentaciones personales por un artista musical”.

Sin embargo, fanáticos de la música y diversos artistas, se oponen a este trámite que Gene lleva adelante. Esto por la gran cantidad de significados que tiene, por ejemplo, en la Universidad de Texas, lo usa junto a su slogan “Hook’ em horns”, para los fans del metal, este símbolo representa los cuernos del diablo; mientras que otro similar es usado por el grupo japonés babymetal, supuestamente para invocar a su deidad personal el “dios zorro”.

En entrevista con Katherine Turman, periodista de Variety, James Dio explicó que la idea nació de su abuela. El músico, de ascendencia italiana, vio desde pequeño que su abuela hacía este gesto llamado  “malocchio”, usado para espantar el mal de ojo o para echarle el mal de ojo a alguien. Pero en realidad, el cantante no se atribuyó la creación de los cuernos del metal: “Porque he sido tan suertudo de haberlo hecho muchas veces, se ha relacionado más conmigo que con otra persona”, pero de todas formas disparó contra el bajista de Kiss: “Aunque Genne Simmons te dirá que él lo inventó, pero bueno, Gene inventó respirar y los zapatos”.

Simmons, quien agregó una foto suya sobre el escenario haciendo el símbolo, junto con su aplicación para patentarla, dijo a la periodista de Variety en una entrevista en los 90s: “Lo que empecé [antes que Dio], involucra el pulgar extendido. Mira nuestro primer póster en 1974. Lo empecé a hacer por el artista de cómics Stve Ditko, quien creó a Spiderman y a Dr. Strange, ambos usan el mismo símbolo de manos. Spiderman lo usa al revés cuando tira telarañas, y Dr. Strange lo usa para sus encantamientos mágicos. Estaba rindiendo homenaje. Después, me dijeron que significa “te amo” en lenguaje de señas”, aclaró Simmons.

Mientras los fans y músicos se oponen a la apropiación de Simmons de este gesto, aunque específicamente solicitó inscribir la versión del gesto de “te amo”, es esencialmente visto como un intento de los hambrientos empresarios por modificar la historia musical.

En conversación con Variety, el abogado especializado en propiedad intelectual en Los Angeles, Victor Sapphire, dijo que demostrar que el símbolo actúa como identificador de una sola fuente de servicio de entretenimiento, significa un gran desafío: “Incluso si los consumidores no piensan en Gene Simmons en particular, ¿lo relacionarán con una única fuente de servicios de entretenimiento en la naturaleza de presentaciones en vivo y apariciones personales?”, planteó el abogado.

“Aunque puede efectivamente existir una ruta para registrar esta marca, esta pregunta puede en última instancia hacer que la marca no sea aplicable, en cuyo caso el proceso de solicitud de registro parecerá haber funcionado como otro de los brillantes movimientos publicitarios generados por Simmons. Un ejercicio de vanidad, o tal vez un poco de ambos”, explicó Sapphire.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera