*

Culto
Rata Blanca tuvo un emotivo regreso a los escenarios

Rata Blanca tuvo un emotivo regreso a los escenarios

La emblemática banda argentina, comandada por Adrián Barilari y Walter Giardino, se presentó por primera vez tras el deceso de Guillermo Sánchez, su histórico bajista. El encargado de reemplazarlo fue Pablo Motyzcak, de Temple.

Con la frase que Freddie Mercury inmortalizó antes de morir: “El show debe seguir”. Así, Adrián Barilari introdujo “Talismán” y encendió a los fanáticos que repletaron el Anfiteatro del Parque de la Exposición, en Lima, Perú. Sin duda, uno de los momentos más emotivos que ofreció la triste jornada que tuvo de vuelta en los escenarios a Rata Blanca, tras la muerte de Guillermo Sánchez.

Una “septicemia generalizada a causa de una bacteria” selló el destino del músico, histórico bajista de la agrupación, enlutando al mundo del metal el pasado sábado 27 de mayo. Desde entonces, Rata Blanca se había manifestado sólo a través de redes sociales: la banda colgó un emotivo mensaje en Facebook. Barilari, por su parte, se había despedido en su cuenta de Twitter.



Tras una primera tanda de canciones, por fin Walter Giardino sacó el habla. Se atrevió a expresar el dolor que atravesaba el grupo, tras el fallecimiento de su compañero y amigo. “Hola, Perú. Es una noche difícil, triste y gris. Hoy no está uno de los héroes de esta historia, pero la mejor manera de homenajearlo es tocando”, señaló en la misma línea que Barilari, para luego cerrar con: “Donde quiera que esté, porque sé que está aquí, viéndonos”.

Tras interpretar sus clásicos, los acordes de “La Leyenda del hada y el mago” anunciaban el final de la presentación. Un final triste, marcado por la emoción de Barilari, quien se quebró y debió ser consolado por el tecladista, Danilo Moschen. Un lienzo, a modo de homenaje, con la cara del Guillermo Sánchez y con la leyenda “Negrito presente” cerró la escena.



Walter Giardino junto al trapo en conmemoración de Sánchez.
Sobre el autor: