*

Culto
Mariana Loyola: “Un canal sin área dramática es un canal cojo, inválido”

Mariana Loyola: “Un canal sin área dramática es un canal cojo, inválido”

El 18 de junio vuelve a la pantalla chica con el estreno de Papá Mono, la nueva serie de Canal 13.

La actriz nacional Mariana Loyola vuelve a sus roles en televisión y lo hará primero por las pantallas de Canal 13; su último papel en una teleserie fue en 2013. Loyola será la encargada de dar vida a uno de los personajes principales de la próxima serie de la señal de Luksic, Papá Mono, que anunció su estreno para el próximo domingo 18 de mayo.

Francisca- interpretada por Loyola- es una mujer acontecida. Se acaba de separar, su marido se fue con otra, y tiene un hijo pequeño del que hacerse cargo. Como muchas mujeres en Chile, ella trabaja y cría a la vez a su hijo Nicolás, interpretado por el joven actor Lukas Vergara. Y el pequeño cree que la mejor opción es llamar a su abuelo Caco, interpretado por Luis Gnecco, para que los ayude con los quehaceres diarios.

“El jura que le hace bien a su hija, que la va acompañar y que viene ayudar, pero él rema para el otro lado. Se vuelve otro hijo. Es el ejemplo más claro del hombre pastel y la mujer que se hace cargo”, dice Mariana Loyola sobre lo que se verá al comienzo de Papá Mono.

El de Loyola es un personaje que crea un espacio de empatía para las mujeres que sigan la serie, o así lo entiende la actriz: “Muchas se van a sentir identificadas. La mujer, casada o no, se hace mucho más cargo de la casa que el hombre. Vivimos en una sociedad machista aún. En ese sentido, no debiera de ser sorprendente esta situación, pero sí permitirá que todas nos veamos reflejadas”.

La nueva serie será la encargada de mantener la pantalla caliente de los domingos, que había consolidado el estelar de cocina Master Chef; Papá mono agendó su debut en el mismo día de estreno de la nueva serie de TVN, 62,historia de un Mundial.

Mariana Loyola tiene, además, otros proyectos importantes que también se estrenaran este año. Por estos días, la actriz se encuentra inmersa en las grabaciones de los seis capítulos que tendrá la producción Mary & Mike, serie inspirada en la vida de la escritora chilena Mariana Callejas y el estadounidense Michael Townley, agentes del servicio secreto chileno (DINA) que en la década de los 70 realizó algunos de los atentados políticos más escabrosos a nivel internacional, como el de Carlos Prats, Bernardo Leighton y Orlando Letelier.

Sobre su personaje, Loyola es enfática: “He tratado de ponerme en el lugar y de entender, por qué esta gente hizo lo que hizo, por qué mataron a sus conocidos, a gente buena, a sus compatriotas y he encontrado que también ahí hay un delirio. Hay situaciones de poder en Mariana Callejas, que hacen cuestionable todo. A su vez, ella tiene muchos personajes dentro de sí misma; era escritora, tenía una vida social muy activa, hablaba varios idiomas, tuvo educación militar siendo joven, viajó por el mundo con pasaportes falsos. Tuvo una vida muy vertiginosa”.

Aunque su rol como Francisca en Papá Mono, y como Mariana en Mary & Mike son muy distintos y están inmersos en diferentes contextos, Mariana Loyola se entusiasma con ambos por igual: “Me gusta porque me hace jugar mi rol de actriz mucho mejor. Son extremos, no sabría decir cuál es más desafiante que la otra, hacer comedia es muy difícil. Hacer reír a la gente es complejo y defender personajes desde la comedia lo es también, pero Mariana Callejas tiene otras vueltas y por eso también es muy estimulante estar siendo parte de ambas en un año”.

Con ambas series Loyola marca una vez más la diferencia en torno a la versatilidad que tiene tanto en televisión como en cine. El año pasado tuvo un exitoso desempeño en la aclamada cinta nacional de María José San Martín, Rara.

Hoy, Loyola no tiene contrato fijo con ningún canal, tal y como señaló en una entrevista radial, porque prefiere trabajar por proyectos y tener la libertad de elegir lo que le parezca más atractivo. Es así como ha visto la crisis de las áreas dramáticas nacionales, más de lejos, pero teniendo un diagnóstico claro: “Yo creo que tiene que ver con la irrupción de internet, de Netflix.

La gente quiere ver cosas de más calidad. Si bien hay un público cautivo de teleseries, ahora es más exigente que antes”. Luego agrega: “Un canal sin área dramática es un canal cojo, inválido. Es grave. La ficción es parte de una sociedad, hacer cultura es hacer televisión también. En la medida que haya jefes de áreas que quieran hacer ficción de calidad, la cosa va a repuntar por sí sola”.

Sobre el autor: