*

Culto
Atención Swifties: Taylor Swift regresa a Spotify

Atención Swifties: Taylor Swift regresa a Spotify

Para celebrar la venta de diez millones de copias del álbum 1989, la artista liberó su música a todas las plataformas de música digital existentes.

Cuando Taylor Swift decidió dejar Spotify por conflicto de royalties en el 2014, muchos fanáticos (yo incluida) consideraron dejar la plataforma y unirse a Apple Music, la única que contaba con la discografía completa de la artista, desde sus primeros sencillos de música country hasta sus últimos discos pop.

La noche de ayer sin embargo, Taylor volvió con todo a Spotify: tras vender 10 millones del álbum 1989 en el mundo y recibir una certificación del RIAA por 100 millones de canciones, la cantante decidió “liberar” su música en todas las plataformas digitales existentes.



Hace tres años, Swift y otros artistas rechazaron estar en Spotify y aquellos servicios que ofrecieran su música de manera gratuita, ya que consideraban que no se apreciaba la obra y el trabajo que el artista ponía en ella si se ofrecía sin que los usuarios pagaran. Ahora, Taylor está de regreso en una de las plataformas más importantes de música, y sus fanáticos lo saben.



La fórmula Swift

Quizás una de las características más notables de Taylor Swift es que cambió de estilo musical, yendo desde melodías country hasta componer música mucho más pop, y sus fanáticos la siguieron en su viaje. Tanto su voz y sonido son reconocibles independiente del género en el que estén y ésta transición se hizo de manera tan natural que sólo se hace evidente si se escucha el primero de sus discos inmediatamente después de 1989.

Sus letras sin embargo, han seguido un mismo estilo, marcadas por sus desamores, rupturas y conflictos. Desde “Dear John” dedicada a John Meyer, hasta “I knew you were trouble”, que se rumorea fue dedicada a Harry Styles. El último conflicto que tuvo fue con Katy Perry, a quien dedicó “Bad Blood” de su disco 1989, mientras que la artista de “I Kissed a Girl” le respondió con el single “Swish Swish”.

Ahora, algunos fanáticos no dejaron de notar que Swift liberó toda su discografía la misma noche que Perry lanzó su último disco. Coincidencia o no, la fanaticada está feliz.

Independiente de los problemas y los “haters” que genere Swift por su lista de conquistas en la industria musical y en Hollywood, ahora marcó un nuevo gran precedente: Pese a no estar en una de las principales plataformas de música digital logró romper récords de venta, probando que se puede ser una artista y vender millones de discos con o sin Spotify.


Sobre el autor: