*

Culto
Kanye West y Bound 2: un chiste bien hecho

Kanye West y Bound 2: un chiste bien hecho

Humillado y parodiado en su momento, "Bound 2" es un tema que mezcla canciones de una época anterior con el estilo West. El video no fue mejor: una suerte de Frankenstein audiovisual con la participación de Kim Kardashian como cuerpo de deseo, paísajes en alta definición y West derrochando lo que parece ser rudeza.

El mundo escuchó esta canción en agosto de 2013 posicionándose en el lugar 55 en el US Single Charts y 12 en el Billboard Hot 100. Llamó la atención por ser una fusión entre temas de antaño, una canción electrónica de esta era y la irreverencia rapeada de quien dice se enamoró de una chica en un club.

Dos meses después, el tema ya sonaba cada tanto en las radios, pero aún la tormenta no se desataba. Montañas, bosques y un águila sobrevolando el cielo de Arizona en alta definición, dan comienzo a un video que fue visto por miles, burlado y destrozado en miles de pedazos.

El video de “Bound 2” tiene por protagonistas a Kanye West y a su esposa Kim Kardashian, quienes alternan su aparición con los bellos parajes en alta definición. Con y sin moto, a veces juntos y otras veces separados, la pareja actúa al son de un sencillo compuesto por estilos, autores y épocas diferentes que confluyen en el rap de West.



Las canciones

Kanye West basó su hit -en términos musicales y en el título- en la canción “Bound” de 1971 de Ponderosa Twins Plus One, la cual fue tomada sin permiso por parte de West.

Ricky Spicer grabó el sencillo junto a su banda en 1969 cuando tenía 12 años. Cuarenta años después, su voz suena nuevamente junto a las voces de los hermano Pelham y Gardner, pero como música ambiente de lo que Kanye quería decir.

En entrevista con New York Daily News, Spicer dijo que nunca le dio permiso a West para utilizar su canción. De hecho, interpuso una demanda contra el rapero en diciembre de 2013, disputa que finalizó en un acuerdo monetario cuyo monto se desconoce.



Norman Whiteside fue otro autor que sin saberlo prestó una de sus canciones para el éxito de West. “Airplane”, interpretada por él mismo bajo el seudónimo de Wee, es la base musical que se escucha en gran parte de “Bound 2”.



Brenda Lee presta su voz -sampleada- y la introducción de “Sweet Nothin’s” con la frase “uh uh, honey”. En entrevista con Country Music Television, la artista se sorprendió porque el artista desempolvó un track de los 60.

“Es como una cosa rapera con un poco de vibra de los 60, que fue probablemente una de las partes más limpias”, dijo la cantante. “Quién hubiese pensado que incluso conociera la canción, ¿o a mí? Estoy orgullosa de que le gustara la canción y que pensara en ella lo suficiente para incorporarla”.


La parodia

Dirigido por el fotógrafo Nick Knight, este Frankenstein audivisual-musical fue destrozado por quienes lo vieron. Se convirtió rápidamente en el blanco de burlas, pero según West: “Quería que pareciera lo más falso posible”, según dijo en The Breakfast Club. Definitivamente lo lograste, Kanye.

Las burlas aumentaron aún más cuando los actores James Franco y Seth Rogen tomaron una extensa-pausa de su rodaje de The Interview para hacer su propia versión de la canción que estaba causando revuelo: “Bound 3”. James Franco tomó el rol de West y Rogen se desenvolvió como Kardashian.



En entrevista con Interview Magazine, el rapero defendió la canción explicando que el video reflejaba los sueños. “Ese video es una de las cosas más cercanas a cómo lucen y se sienten los sueños, o la forma en que la alegría luce y se siente, con los colores”, dijo el arista que se ha autodefinido como ‘sinestésico’.

“Hay reglas de cómo son muchas cosas: la jungla de cemento, pavimento de piedra, ladrillos en las paredes… Pero este video no respeta para nada esas reglas. Es un sueño, y pienso que la controversia proviene del hecho que la mayoría de la gente no está cómoda con sus propios sueños, así que es difícil para ellos estar cómodos con los sueños de otras personas”.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera