*

Culto
Fresh off the boat: la experiencia asiática se abre paso en la TV estadounidense

Fresh off the boat: la experiencia asiática se abre paso en la TV estadounidense

La serie estrena hoy su tercera temporada en Fox a las 13 horas.

En la representación de minorías y de diversidad tanto racial como de género en Hollywood, la televisión pareciera llevar la delantera por sobre la pantalla grande, donde predominan proyectos liderados y protagonizados por hombres blancos y heterosexuales que han sido blanco de críticas en los últimos años.

Pero no por mostrar avances en la materia la TV está cerca de tener la situación resuelta: la aparición de una comedia como Fresh off the boat en 2015 dejó en evidencia que había todo un grupo social en Norteamérica cuyas historias no estaban siendo tomadas en cuenta, viéndose incluso menos representados que los afroamericanos y los latinos: los asiáticos. Por primera vez en más de dos décadas, la televisión norteamericana no sólo se abría a una historia protagonizada por un elenco principal donde todos los actores tienen ascendencia asiática, sino que también el foco de la historia está puesto justamente en cómo esa perspectiva resulta distinta en la sociedad estadounidense.

Basada en las memorias del chef norteamericano Eddie Huang, la historia sigue las vivencias del cocinero en su juventud, cuando en 1995 su familia de origen taiwanés se mudó del barrio Chinatown en Washington a un suburbio en Orlando, donde la gran mayoría de sus vecinos y compañeros de colegio eran blancos. Mientras el protagonista y sus hermanos menores se adaptan a su nueva vida, sus padres Louis (Randall Park) y Jessica (Constance Wu) también deben adaptarse al cambio cultural de ser los únicos representantes de su raza mientras persiguen el sueño americano.

Además de ser un éxito en audiencia y ser elogiada por su humor que enfrenta los estereotipos, la serie -que en Chile estrena hoy su tercera temporada en Fox a las 13 horas, con dos capítulos- ha sido alabada por su importancia cultural en el escenario televisivo actual. “Ha sido una de las primeras veces que he visto mis dilemas como asiático-americano no sólo presentados, sino que normalizados en la televisión norteamericana”, escribió el crítico Anthony Berteaux en The Huffington Post el año pasado, mientras que el periódico británico The Guardian expresó: “Mientras una serie como Fresh off the boat exista, Hollywood no tiene excusas para seguir equivocándose. La industria suele argumentar que los actores asiáticos no pueden ser estrellas rentables, pero la serie ha surgido justamente porque la familia protagónica es el eje emocional de todo”.

La serie ha sido parte de una camada de producciones que de poco ha ido reivindicando la presencia de personas con herencia asiática en la televisión moderna, sobre todo desde 2015, año donde también debutaron producciones como Quantico, con la actriz india Priyanka Chopra como protagonista, e Into the Badlands con el actor norteamericano de origen chino Daniel Wu, pero sobre todo, con Master of None, comedia creada y protagonizada por el actor de ascendencia india Aziz Ansari, quien se transformó en el primer actor indio-americano en ser nominado al Emmy a Mejor Actor, siendo reconocido como uno de los cerebros más importantes de la TV actual tras la segunda temporada de la serie, estrenada en Netflix este año.

Sobre el autor: