*

Culto
Nueva camada de ilustradores se toma la galería Plop

Nueva camada de ilustradores se toma la galería Plop

Casa ajena reúne desde el sábado a cuatro dibujantes sub 35 cuya carrera de autores partió en redes sociales.

No se conocen entre sí, pero son seguidores asiduos los unos de los otros en plataformas como Instagram, Facebook y Tumblr. Los ilustradores jóvenes de la nueva camada se caracterizan por estar siempre conectados y por tener a su público a un click de distancia. Algunos partieron en trabajos tradicionales, ilustrando por encargo para libros o compañías de retail, pero con el tiempo han decidido emprender la carrera de autor.

Ese es el caso de Mathias Sielfeld (1986), alias Oyemathias, quien hace un año y medio comenzó a subir sus viñetas a la web, donde expresa su opinión sobre temas como la hipocresía o la discriminación hacia las minorías. “Fue un gran salto. Sentía que algo le faltaba a mi trabajo y era eso, tenía la pulsión de expresar mis preocupaciones”, cuenta.

Ahora está próximo a lanzar su primer libro, La gente opina, por editorial Catalonia, y es uno de los cuatro ilustradores de Casa ajena, la muestra que se abre el sábado en galería Plop! y que lo reúne con Pablo Luebert (1986), Nico González (1989) y Matías Prado (1986).

“Nos conocemos por nuestros trabajos”, dice Matías Prado. “Creo que esta generación comparte una visión más fresca; queremos comunicar cosas que están pasando actualmente, algunos son más políticos y otros están en sintonía con algo más cotidiano y personal”, agrega, quien hará su primera muestra individual el 7 de julio en la galería del Patio Bellavista, luego de haber expuesto en España.

A Prado le gusta dibujar personas diminutas: aglomeraciones de ellas, bailando o paseando, con finos detalles que las distinguen entre sí.

Mientras, Nico González tiene una estética cercana al cómic, con personajes definidos y en escenarios cotidianos, parejas que se visten, andan en bicicleta o van a la feria. A su vez, el trabajo de Pablo Luebert exagera las extremidades de sus personajes y ocupar colores planos al estilo pop art.

De todos, el único que no usa computador para dibujar es Prado, quien apuesta por la acuarela y los lápices de colores. “Esta muestra será el primer acercamiento del público con originales míos. Si se llevan uno, será una pieza única”, dice.

Sobre el autor: