*

Culto
Las tensiones del Viejo Continente aterrizan en la Cineteca Nacional

Las tensiones del Viejo Continente aterrizan en la Cineteca Nacional

32 filmes articulan la 19° versión que va desde mañana al 30 de junio. 19 salas en 14 ciudades acogerán lo mejor y más reciente de la industria.

El mismo día en que cumple 40 años, Elia celebra además un nuevo aniversario de matrimonio. Sus familiares y amigos ya saben que cada año y para la misma fecha es habitual que ella los convide a una cena en una casa rural de la España de hoy, y sin embargo esta vez todos lucen perplejos: la mujer acaba de echarse al bolsillo los 140 millones de euros de un sorteo. Con sus copas aún en alto, los invitados traman cómo quedarse con el botín sin importar a quiénes tengan que derribar en sus intentos. Estrenada en 2015, Felices 140, la cinta de la directora Gracia Querejeta protagonizada por Maribel Verdú, ganó ese mismo año el premio al Mejor guion en el Festival de Toulouse por su cruda radiografía a la reciente crisis económica en el Viejo Continente.

Mañana, a las 17.00 horas, la misma comedia dramática será la encargada de abrir la 19° versión del Festival de Cine Europeo en la Cineteca Nacional. Le seguirán, durante la misma jornada, las proyecciones de Ni el Cielo, ni la Tierra del francés Clément Cogitore (18.15), y de la griega Biloba, dirigida por Sofia Papachristou (20.30), que consigue retratar la desconfianza y odiosidad hacia los extranjeros por parte de los habitantes de una imaginaria isla en algún lugar del Mar Egeo.

Organizada por la Delegación de la Unión Europea en Chile en conjunto con las embajadas de los 18 países participantes, la presente versión del ciclo la componen 32 filmes que se exhibirán gratuitamente hasta el 30 de junio. 19 sedes en 14 ciudades del país, incluidas Antofagasta, Copiapó, La Serena, Valparaíso, Viña del Mar, Talca, Concepción, Temuco, Valdivia, Osorno, Puerto Montt, Punta Arenas y, desde luego, Santiago, acogerán durante todo el mes una muestra de la industria cinematográfica reciente, así como las luces y sombras de la Europa actual.

Desde luego, la parrilla se nutre de contundentes y vitoreados títulos, como Fuego en el mar, el documental del realizador italiano Gianfranco Rosi que ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín del año pasado. Su registro de casi dos horas sigue los pasos de Samuel, un niño de 12 años que vive en la isla de Lampedusa, el punto más meridional de Italia, y que desde 1990 ha visto cómo más de 20 mil inmigrantes ilegales provenientes de suelo africano han desembarcado allí, huyendo de la guerra y el hambre.

Similar es el caso de la cinta animada de origen franco-suizo La vida de Calabacín, de Claude Barras. Tras su estreno en la sección de la Quincena de Realizadores de Cannes el año pasado, el filme en stop motion que narra la llegada de un niño a un orfanato cautivó a la audiencia y a la crítica: compitió por el Oscar y el Globo de Oro a la Mejor película animada, aunque no obtuvo ni uno de los dos galardones.

La diversa programación incluye además una generosa suma de estrenos que difícilmente llegarían a salas comerciales, como El día más feliz en la vida de Olli Mäki, del director finlandés Juho Kuosmanen. Ganador de la sección Una Cierta Mirada en Cannes 2016, su documental revive la historia del boxeador finlandés que en 1962 tuvo una frustrada chance de quedarse con el título mundial de la categoría peso pluma.


Selección alemana

Este año, el país germano marca presencia en la selección con siete producciones. A todas luces destaca el drama Tour de force de Christian Zübert, en el que un grupo de amigos que cada año emprende el mismo viaje en bicicleta por Europa, debe hacerse cargo de la delicada salud de uno de ellos, con las tensiones raciales y religiosas de fondo.

Resalta también Cuando soñábamos, la nueva cinta del aclamado realizador Andreas Dresen (Stopped on track), que pone el foco sobre cuatro viejos amigos que crecieron juntos en la RDA. Sin saberlo, se convierten en el punto de partida para retratar a una generación perdida que acabó siendo la principal víctima de la reunificación alemana, tras la caída del Muro de Berlín.

Uno de los hitos del certamen será además la presencia del músico chileno Rodrigo González, bajista de la banda punk alemana Die Ärzte y protagonista de El viaje, el documental dirigido por Nahuel López. El filme propone un recorrido por Santiago, Valparaíso y Aysén, en el que el artista radicado en Berlín se entrevista con históricos y recientes exponentes musicales de nuestro país, como Eduardo Carrasco, fundador de Quilapayún, Camila Moreno y Chinoy. Tras las funciones en Santiago (martes 6) y Valparaíso (viernes 9), González sostendrá un encuentro con el público.

Pensada para los niños de entre 12 y 17 años, la sección Into Film Secondary reunirá en varias de las jornadas, tanto en Santiago como en regiones, nueve cortometrajes de realizadores provenientes del Reino Unido que no se alejan de las temáticas del certamen.

Tusk, por ejemplo, de Raury Waudby-Tolley, indaga sobre la identidad y sociedad actual a través de los ojos de un descongelado y lanoso mamut forzado a vivir en un mundo moderno. The river, en tanto, de Heeseon Kim, muestra a dos muchachos de diferentes bandos que se reúnen en un cese al fuego en las orillas de un río en el que yacen cientos de víctimas de la guerra.


Toda la programación del 19° Festival de Cine Europeo está disponible en festivalcineeuropa.cl.

Sobre el autor: