*

Culto
El culto a Morrissey en San Carlos de Apoquindo

El culto a Morrissey en San Carlos de Apoquindo

Vestido de sacerdote, en su segunda visita a Chile el británico mostró canciones de The Smiths y al menos dos nuevos temas que se sumaron a su cancionero esencial como solista.

Fueron cien minutos de música.

El jueves 4 de noviembre de 2004, Morrissey regresaba a Santiago para presentar su último trabajo You are the quarry como número estelar del festival SUE.

Varias horas antes, el rock de movimientos compulsivos de The Mars Volta llegaba al país con John Frusciante como guitarrista invitado, completando un set incendiario y espasmódico que dio paso a otro debut, el de PJ Harvey, en su época stoner, cuando grabó con Josh Homme de Queens of the Stone Age.

Con quince mil personas —según la prensa de la época—, la misa de Morrissey comenzó puntual a las diez y quince de la noche con el cantante vestido como sacerdote.

Había nervio en el ambiente cuando “How soon is now?” dio inicio a un breve repaso de su etapa Smiths, con sentidas versiones de “Every day is like Sunday”, “Bigmouth strikes again”, “Shoplifters of the world unite” y “There is a light that never goes out”. Todas, composiciones que hizo algunas décadas atrás junto a Johnny Marr. Todas, respetando esas letras Todas, coreadas de comienzo a fin en la noche precordillerana.

Tal vez lo más memorable de esa visita fueron dos canciones de You are the quarry que se agregaron a su cancionero solista posterior, fruto de la dupla creativa que formó con Alain Whyte: “The first of the gang to die” y ”Irish blood, English heart”, que puedes oír a continuación:



Sobre el autor:

Alejandro Jofré |
Editor de Culto. En Twitter es @rebobinars