*

Culto
Mediocridad espacial

Mediocridad espacial

Sin mirada, sin personalidad y sin estética, esta película se ubica fácilmente entre lo más absurdo y sobrevalorado del año.

Ha pasado mucho tiempo desde que Alien cambiara la cara de la ciencia ficción en 1979. Muchos han querido copiar esa pequeña obra maestra dirigida por un entonces inspirado Ridley Scott, quien, como muchos directores hoy, se lanza a revisitar uno de sus mejores universos creados. Hace 5 años nos entregó Prometeo, el inicio de una nueva trilogía anclada en el universo del Xenomorfo, y ahora llega con Alien: Covenant, una decepcionante y a ratos insufrible secuela que falla en todo aquello donde demostró tanta sabiduría.

La trama es un arrugado papel calco de la cinta original del 79, donde vemos cómo una nave espacial colonizadora llega a un deshabitado planeta que no figura en ningún mapa y desde el cual reciben una llamada de ayuda. Sin medida de seguridad alguna y olvidando todo protocolo, los “especialistas” se lanzan con total desenvoltura a explorar este lugar. Lo que sigue es una genérica cinta de horror espacial, con mucho gore, pero increíblemente pocos sesos.

Las películas de Scott suelen tener una propuesta clara, novedosa, a ratos excitante. Un visionario que cambió los géneros que visitó. Lamentablemente ese es el Scott de años atrás; el Scott de hoy carece de estos talentos, su cine se muestra añejo y es como si no hubiera visto ninguna película, en especial de terror, desde 1985. Donde antes confiaba en personajes inteligentes, hoy se conforma con los científicos más ineptos de la historia del cine.

Los tiempos ya no están para un guión con decisiones tan desacertadas, que introduce una alternativa a Ellen Ripley, la notable Sigourney Weaver de la saga inicial, en la teniente Daniels, una Katherine Waterson que lo entrega todo, pero que es incapaz de sobrevivir con tan pobre material. A su vez, el personaje de Michael Fassbender entrega las peores líneas de la historia.

Sin mirada, sin personalidad y sin estética, esta película se ubica fácilmente entre lo más absurdo y sobrevalorado del año.



Alien: Covenant. Dir.: Ridley Scott. Con Michael Fassbender, Katherine Waterson. Ciencia ficción, horror. 122 min. Reino Unido, Australia, Nueva Zelandia, EEUU, 2017. TE +7

Sobre el autor: