*

Culto
El momento de Ed Sheeran

El momento de Ed Sheeran

El británico llega en el minuto más estelar de su carrera, transformado en uno de los astros de la escena. Como prueba, esta noche parte una tanda de dos shows casi repletos en el Movistar Arena.

Ed Sheeran comenzó como muchos en la música, pasando apuros: tocó en la calle, durmió en estaciones de metro, y vendió sus discos de mano en mano, como lo cuenta en su libro de espíritu autobiográfico, Ed Sheeran: a visual journey (2014). Incluso fue despreciado por los organizadores de los premios Grammy en 2013 para una actuación en solitario, ya que argumentaron que el intérprete aún no tenía suficientes pergaminos para eso. Igual, uno de sus padrinos musicales, Elton John, lo invitó a cantar en la cita, como una suerte de revancha ante el menosprecio.

Un escenario que hoy es muy distinto. De seguro la Academia de la música correría a ficharlo para que se presentara como le diera la gana. De hecho, misión cumplida: logró cantar en solitario en la última entrega de los gramófonos dorados. Es que, por estos días, el hombre de 26 años es una de las mayores estrellas del pop planetario, dueño de una apuesta que hermana lo acústico con lo melódico, y de una estampa de chico moderado, sin gran ruido, mesura que ha convertido en eje de su personalidad artística ante, por ejemplo, la opulencia de otros astros del R&B o el hip hop.

Con ese potencial, el oriundo del Reino Unido regresará a Chile, con dos conciertos en el Movistar Arena, esta noche y mañana (Puntoticket). Ambos exhiben una buena salida de boletos. Además, es su retorno luego de su debut de 2015, cuando su venida, anunciada en un principio para el Teatro Caupolicán, debió mudarse a la Pista Atlética del Estadio Nacional ante la febril demanda de entradas. Tal como alguna vez en los Grammy, ni sus promotores locales confiaban demasiado en el país.


Buenas cifras, crítica dispar

Solo algunas cifras que confirman su estatus actual: su nuevo disco ÷ (se menciona divide), lanzado en marzo, se convirtió en el más reproducido (en su primera semana) en la historia de Spotify, con más de 270 millones de pasadas. No solo eso: el cantautor metió nueve de las 12 canciones del álbum en los primeros 10 puestos de la Official Charts Company británica. Hito que también logró en el mercado más relevante para la música: EE.UU., donde alcanzó la cumbre en el listado de Billboard.

El paladar de la crítica fue dispar con el último trabajo del inglés, como reseña uno de los más reputados sitios especializados, Pitchfork, quienes le otorgaron un 2.8 de 10 puntos, argumentando que Sheeran “usa la sabiduría sosa y carente de imaginación musical para reflexionar sobre lo bueno y lo malo de la gente que lo rodea, sin mirar hacia adentro de él”. The New York Times fue más benevolente expresando que en el álbum se ve a un “experto intérprete de ósmosis musical”.

Pero los números respaldan al hombre tras The a team , además de otros hitos. Por ejemplo, ser la portada de la edición estadounidense de la prestigiosa revista Rolling Stone y, quizás, el sello definitivo de su actual momento, anunciado por el propio Sheeran: “Seré cabeza de cartel de Glastonbury, lo que es impresionante”. El cantautor compartirá el privilegio en junio en el célebre festival británico, junto a veteranos como Radiohead y Foo Fighters.

Además, su relevancia mediática es cada vez mayor: fue invitado a uno de los programas más importantes de EE.UU., The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, donde Sheeran interpretó el segundo single del disco, Shape of you, en la sección Music room, donde los artistas cantan con instrumentos de juguete junto al grupo The Roots. A esto se suma la noticia entregada por el propio compositor a una radio inglesa: “Puedo confirmar que en algún momento de este año estaré haciendo un Carpool karaoke”, dijo en torno al popular segmento en el que los invitados cantan en un auto junto al animador James Corden.

Pero no sólo eso; el dueño del hit “Thinking out loud” ya había tenido un cameo en la película El bebé de Bridget Jones, ahora parece querer expandir ese vínculo, ya que fue invitado a participar en la próxima temporada de la exitosa serie Game of thrones, que se estrena en julio, y de la que es un reconocido fanático. Sobre su rol ya adelantó que “cantaré en una escena, al lado de Maisie Williams (Arya Stark en la serie)”.


Éxito local

Eso sí, en su primer aterrizaje en Chile, Sheeran ya era uno de los fenómenos de la última década. Superventas en todo el mundo con sus dos trabajos discográficos, + (2011) y x (2014), el británico expresó desde un principio su sorpresa ante el cambio de recinto en su primera vez por la capital.

“Ha sido increíble. Ni siquiera sabía que en Chile escuchaban mi música, ni menos imaginé que necesitarían de un espacio más grande para mi concierto”, comentó a La Tercera.
A dos años del hito, hoy la recepción se presume similar para su desembarco en el Parque O’Higgins, logrando lo que pocos pueden lucir: repletar con un doblete el arena santiaguino, timbrando un suceso que hoy vive su minuto más estelar.

Sobre el autor: