*

Culto
Teatro Aleph abrirá su sala este sábado y dona filme al Museo de la Memoria

Teatro Aleph abrirá su sala este sábado y dona filme al Museo de la Memoria

La compañía que cumple 50 años inaugurará Julieta, un espacio para 150 personas, en La Cisterna. Oscar Castro, líder del grupo, cedió el documental Exil-Sur- Scène, premiado en Biarritz.

El 30 de noviembre de 1974, María Julieta Ramírez visitó a sus hijos que se encontraban presos en el recinto de Tres Alamos cuando fue detenida por militares. Hasta hoy sigue desaparecida.

El periodista, actor y director Oscar Castro, el mayor de aquellos hijos, vuelve a rendirle un homenaje a su madre bautizando con su nombre la nueva sala del Teatro Aleph, la compañía que fundó hace 50 años, y que abrirá este sábado en el 7425 de la calle Eulogio Altamirano, a tres cuadras del Metro El Parrón, en La Cisterna.

Radicado en París desde 1977, hacía cuatro décadas que el grupo no tenía sede en el país, hasta que en 2016 Castro solicitó el inmueble a Bienes Nacionales. “Desde que ocurrió lo de mi mamá me he dado cuenta de que todo lo que he hecho en la vida, inconscientemente, ha tenido que ver con ella”, dice, en mitad de un ensayo de La neblina, su más reciente obra y con la que la sala Julieta será inaugurada ante 150 personas.



El texto, escrito y dirigido por Castro y protagonizado por actores aficionados del Aleph chileno -a cargo de Gabriela Olguín-, forma parte de una trilogía inspirada en Niebla, de Miguel de Unamuno. “Es la historia de un autor que va en busca del sepulcro donde está prisionero el Quijote, para así salvar al mundo, pero antes tendrá que convertirse en un personaje y entrar en la ficción”, cuenta. Previo a la cita del sábado, el Aleph repondrá otras de sus obras en el mismo recinto: mañana, El kabaret de la última esperanza, y el viernes El Che que amo.

“Todo es parte de los festejos por nuestros 50 años, y que en junio seguirán en París, cuando el Aleph chileno viaje a Francia para provocar el mismo intercambio que hemos vivido aquí”, agrega. A su regreso al país además, Castro donó al Museo de la Memoria el filme Exil-Sur- Scène, de los realizadores franceses Jean-Michel Rodrigo y Marina Paugnan, premio del público al Mejor documental en el Festival de Cine de Biarritz 2016.

El registro de una hora y que se puede ver gratuitamente en el museo, establece un paralelo entre la vida de Oscar Castro y la puesta en escena de El exiliado Mateluna (1977), su obra más emblemática. “La presentamos en nuestra casa chilena y la gente sigue conmoviéndose”, cuenta. “Queremos que este lugar, más que una sala o un lugar de creación, sea un espacio para la comunidad. Para eso estaré mucho más presente aquí, pues mi idea es que el Aleph nunca más vuelva a irse de Chile. Esta es su tierra”.

Sobre el autor: