*

Culto
U2 inicia su gira más nostálgica y alista regreso al Estadio Nacional

U2 inicia su gira más nostálgica y alista regreso al Estadio Nacional

La banda acordó volver a Sudamérica entre fines de este año y el primer trimestre de 2018. Los megaeventos lideran la cartelera.

U2, casi siempre encarnación de vanguardia pop, de avanzar sin transar, de fabricar relatos fascinantes en cada una de sus presentaciones, hoy ha preferido girar en reversa y, como pocas veces en su historial, ser más pasado que futuro. Este viernes 12, el cuarteto iniciará en Vancouver la gira The Joshua Tree 2017, la misma que repasa su obra maestra del mismo nombre y que los ha empujado al más tradicional ejercicio nostálgico de los veteranos de la música, el de revivir en la adultez las joyas con que brillaron en su juventud.

Y el mismo recorrido que también pasará por Sudamérica en los próximos meses. A través de sus representantes, Live Nation, la compañía de conciertos más importante a nivel mundial, los irlandeses ya acordaron con distintas productoras de la región regresar con una serie de presentaciones en un período estimativo que va entre el último trimestre de este año y el mismo lapso de 2018.

En el caso chileno, una promotora ya tiene amarrado el espectáculo y con el Estadio Nacional como el lugar escogido para su desembarco. Es el recinto que ha recibido al conjunto en todas sus presentaciones anteriores, en 1998, 2006 y 2011.

Eso sí, la carrera por adjudicarse el premio mayor tuvo a varias entidades en la batalla durante la primera parte de este año. Finalmente, la abultada tarifa exigida por el concierto terminó por decantar la pugna: según estimaciones de la industria, el grupo hoy pide más de US$ 3 millones por presentación. Además, la fecha de su aterrizaje en el continente dependerá del los actuales planes discográficos de Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr.

De concretarse, la visita podría anunciarse en los próximos meses. Además, el plan preliminar no sólo incluye las plazas tradicionales (Brasil, Argentina y Chile), sino que también algunos mercados donde nunca antes han tocado, como Perú o Colombia.

Por lo pronto, los fans moderan la ansiedad siguiendo a través de distintas redes los ensayos desplegados por la banda durante esta semana, donde se puede ver que interpretarán The Joshua tree en el mismo orden original -incluyendo temas que nunca antes han mostrado en vivo, como Red hill mining town-, y que el escenario tiene una segunda tarima en forma de árbol proyectada a lo largo hacia el público.

Además, se espera que los shows tengan un afilado discurso contra Trump, de alguna manera el origen de este proyecto revisionista, ya que los músicos han dicho que el actual ambiente político les recuerda lo sucedido en EE.UU. en ese mismo 1987 en que apareció el disco, con Ronald Reagan en la Casa Blanca. Mirando hacia lo local, el actual montaje también tendría un emotivo significado, ya que Mothers of the disappeared es parte de The Joshua…, el tema dedicado a las madres que perdieron a sus hijos en los períodos de dictaduras.

La posible venida de U2 también aumentará una tendencia: la cartelera 2017 está dominada por los megaeventos en grandes estadios. De hecho, esta temporada ya suma seis encuentros de esa magnitud, casi todos ellos en el Nacional: ya pasaron por ahí la Cumbre del rock chileno y Justin Bieber, mientras que los próximos meses esperan un festival doble con The Who y Guns N’ Roses en una jornada, y Aerosmith y Def Leppard en la siguiente (sus tickets se empezarán a vender alrededor de fin de mes); y el regreso de Bruno Mars. Además, Bon Jovi hará lo propio en el Estadio Monumental el 14 de septiembre. En lo global, 2017 es el año donde hay mayor cantidad de megaeventos desde 2012, que lució el mismo número.

¿Razones? Algunos apuntan a que los festivales con números múltiples -y que significan una mayor inversión- ya no resultan tan sorprendentes, salvo el caso de Lollapalooza. Una mayoría apuesta a que los altos costos de los artistas han obligado a pensar sólo en grandes estadios para recuperar la inversión. Un ejemplo es Bruno Mars, cuyo monto también ascendería a los US$ 3 millones, por lo que el coliseo captalino era la única opción posible.

En contraparte, Paul McCartney descartó hasta ahora a Chile en su gira regional, la que ya confirmó paradas en Brasil y podría extenderse a otros rincones del cono sur.

Sobre el autor:

Claudio Vergara |
Subeditor de Espectáculos de La Tercera y periodista especializado en música popular.