*

Culto
Let it be, la última pelea de The Beatles

Let it be, la última pelea de The Beatles

En mayo de 1970 fue publicado el último álbum de la banda pop británica. Si bien Abbey Road fue grabado después que Let it be, es esta la despedida oficial de los de Liverpool.

Las diferencias eran fuertes entre Paul McCartney, John Lennon, George Harrison y Ringo Starr cuando se “reunieron” para grabar en febrero de 1968. Las jornadas, además, escapaban a lo común de una banda: en la mayoría de las sesiones el grupo estaba incompleto, ya que prefirieron grabar sus participaciones por separado.

Desde un comienzo las sesiones se pensaron como parte de un documental, el fin de la banda era inminente y sus integrantes accedieron a registrarlo. Quizás como broche de oro a su trayectoria o como regalo a sus seguidores, Let it be sería más que un último álbum, sería la despedida oficial.

En enero de 1969 se dio inicio a las grabaciones en los estudios cinematográficos de Twickenham en Londres, bajo la dirección de Michael Lindsay-Hogg. Pero lo que debía ser una suerte de obra cumbre en la música —y el cine— resultó una tarea ardua: las evidentes tensiones entre sus protagonistas y las condiciones en Twickenham que no fueron de su agrado.

Solo Paul McCartney demostraba interés por seguir con el grupo y trabajar en serio, mientras John Lennon no se separaba de Yoko Ono y atravesaba una fuerte adicción a las drogas y George Harrison se sentía menospreciado por sus compañeros. Los estudios Twickenham por otro lado, eran fríos, tenían mala acústica y estaban obligados a ensayar en la mañana y en las primeras horas de la tarde para coordinar con la grabación del documental.

El decimotercer álbum originalmente se llamaría Get Back, para representar el regreso a los orígenes, pero finalmente fue bautizado como Let it be, como una forma de reconciliarse con el pasado y seguir adelante. Sin embargo, cuando comenzaron a reunir el material para el álbum, se dieron cuenta que la idea de estrenarlo en vivo por televisión no funcionaría.

Harrison dejó de asistir a las sesiones y, cuando volvió, abandonaron la idea de presentarse en vivo y dejaron el material que tenían para una película. Mientras el filme era editado, The Beatles grabaron y publicaron Abbey Road, para luego separarse definitivamente. Tras un año de preparación, edición y afinación de detalles finales, en mayo de 1970 fue publicado el álbum y el documental.

“Let it be”, tema que da el nombre al álbum, fue escrita por McCartney y está inspirada en su madre Mary, quien murió cuando él tenía 14 años. Lennon, al igual que muchos otros, pensaron que el verso “mother Mary” era una referencia bíblica, lo cual odió de tal manera que incorporó al disco la canción “Maggie Mae” que habla de una prostituta en Liverpool.

El disco lideró los ranking musicales en EE.UU. y Reino Unido, mientras que la película ganó el premio Oscar a mejor banda sonora, sin embargo este galardón fue recibido por Quincy Jones, ya que ningún miembro de la banda asistió a la ceremonia.

Sobre el autor: