*

Culto
Kramer fija show con las figuras de Viña 2017 y apuesta por internacionalizar su carrera

Kramer fija show con las figuras de Viña 2017 y apuesta por internacionalizar su carrera

El imitador se presentará en el Movistar Arena con Fabrizio Copano, Rodrigo Villegas y Oscar Alvarez. “El foco ahora igual lo tengo puesto afuera”, dice en torno a sus posibilidades en el extranjero.

Han tenido carreras distintas, sus estilos de humor son diferentes e incluso representan a diversas generaciones en edad. Pero un punto en común une a Stefan Kramer, Rodrigo Villegas, Fabrizio Copano y Oscar “Oscarito” Álvarez: todos pueden decir que han pasado y triunfado en el Festival de Viña. Kramer lo hizo en su ya histórica presentación de 2008, Oscarito fue partícipe de la rutina de Edo Caroe en 2016, y tanto Copano como Villegas sortearon con éxito el desafío de la Quinta Vergara en el verano pasado.

Ahora los comediantes sumarán otra experiencia en común: realizarán un masivo espectáculo en conjunto en el Movistar Arena -que pondrá a la venta más de 12 mil entradas-, el próximo 7 de julio, a las 21.00 horas. Bajo el nombre Tres Comediantes y un bebé, en el show tanto Kramer como Villegas y Copano realizarán sus propias rutinas, con Oscarito oficiando de animador e hilo conductor entre cada sección. Además, habrán instancias en donde todos compartirán sobre el escenario, mezclando sus distintos tipos de humor.

“Creo que en la comedia actual es muy entretenido el compartir, y a la gente le gusta harto. Y con Movistar, con quienes ya había trabajado harto, se nos ocurrió armar algo entretenido bajo esta dinámica, y contactamos a Rodrigo, Fabrizio y Oscarito, porque además ya habíamos coincidido en algunas cosas”, cuenta Kramer sobre cómo surgió la idea del espectáculo. “Lo que queremos es, a diferencia de otros shows en donde se anuncian tres o cuatro comediantes, que aquí sí se generen instancias en donde compartamos todos. Que se pueda ver todos nuestros estilos juntos en el escenario”, continúa.

El cuarteto ya comenzó las reuniones para preparar los detalles de lo que será el show, intercambiando anécdotas y experiencias sobre el escenario. “Nos estábamos tomando un café hace un rato y estábamos todos muertos de la risa. El sólo compartir nos ayuda a expandir los horizontes. Cuando uno lleva más tiempo de carrera, el ego y cosas así se abandonan. No sé por qué no se habrán dado más colaboraciones antes; quizás porque uno va forjando su propio camino. Pero cuando te das estas instancias te das cuenta que uno se puede hacer el tiempo para ellas, y es enriquecedor”, dice Kramer.

“Siempre he sido un fiel creyente que los shows con tipos distintos de humor son los más entretenidos. Se le hacen más agradables a la gente”, complementa Copano. Los humoristas además se plantean el desafío de entrar en el estilo de Kramer. “Sé hacer algunas imitaciones desde mi época del Club de la comedia, pero son imitaciones burdas, más que un calcado. Me pasa que mis imitaciones a diferencia de Stefan, nacen desde el odio. Puedo imitar por ejemplo a Kel Calderón, porque me cae mal”, dice Copano riéndose, a lo que Villegas complementa: “Ya que estamos con el maestro de las imitaciones, yo creo que hay que jugársela. Entre los dos podríamos armar un concurso de Don Francisco”.

En lo que respecta a Kramer, la internacionalización parece ser el próximo paso. A comienzos de abril estuvo en Miami, donde apareció en el programa Don Francisco te invita, de la cadena Telemundo, imitando al animador chileno y se ganó elogios gracias a su habilidad para también parodiar a la Doctora Polo y Romeo Santos. “El foco ahora igual lo tengo puesto afuera. Ahora viajaré de nuevo a hacer unas actuaciones en el extranjero, pero siento que hay que ir paso a paso. A veces uno hace un par de presentaciones afuera y te dicen que ‘te radicaste’”, dice riéndose, agregando: “Pero hay que intentarlo. Puede que el itinerario de estar viajando y volviendo todo el rato se haga muy pesado y uno decida que mejor estar derechamente seis meses afuera. Habrá que ir construyéndolo. Pero para mí es muy motivante saber que hay interés en mi trabajo desde el extranjero, y eso puede llevar a, por ejemplo, hacer otra película, abarcando al público latino”. Kramer adelanta que, para ampliar su rutina hacia el continente, personajes como Ricky Martin, Daddy Yankee y Luis Fonsi se podrían sumar pronto a su repertorio.

Por el momento, el comediante no ve posible la opción de regresar a la televisión con un espacio fijo, como fue su estelar Kamaleón en TVN, que no tuvo buenos resultados de audiencia: “Fue un proceso donde trabajé mucho y me vi un poco complicado. Pero creo que crecí con esa instancia, y valorando mucho mi independencia. Y en esa lógica ha sido lo que he generado después de eso, con los vídeos donde imito a Trump o a Pedro Engel”.

Las entradas para Tres Comediantes y un bebé están en Puntoticket, con precios entre $7.000 y $ 33.000, más cargo por servicio.

Sobre el autor: