*

Culto
Un Diablo con Ángel culmina con dispares resultados

Un Diablo con Ángel culmina con dispares resultados

La producción, protagonizada por Benjamín Vicuña y Elisa Zulueta, termina la próxima semana y será sucedida por una teleserie turca.

Solos días quedan para que Un diablo con ángel, la producción que puso de regreso a TVN en el horario vespertino con una ficción local, finalice.

El 2 de enero comenzó la historia protagonizada por Benjamín Vicuña, Daniel Muñoz y Elisa Zulueta y a la fecha registra un promedio de 9,5 puntos de rating. Desde un inicio, fue catalogada como una súper serie por sus creadores y no como una teleserie, y Zulueta, quien da vida a Blanca Morales, respalda, en parte, esta definición. “Un diablo… tiene otro carácter, evidentemente. Yo siento que es un formato súper novedoso, pero la veo como mitad serie y mitad teleserie porque en medio de todo, tiene una historia de amor súper clásica”, dice.

Hace algunas semanas, la ficción vivió capítulos claves al revelar el cambio de look que vivió la secretaria de Gaspar Muñoz (Vicuña). Las amigas y confidentes de Blanca decidieron modernizar su aspecto deshaciéndose de su particular chasquilla. Y aunque en un principio, Zulueta se opuso a la transformación de su personaje, terminó por aceptarlo. “Siempre estuve en contra de que Blanca cambiara. Defendí lo más que pude el look inicial de ella porque sus encantos iban por otro lado, no por lo físico. Yo amaba a la Blanca perna”, explica. Sin embargo, fue una batalla que no ganó frente a los guionistas y al director. “Al final comprendí que todas las personas cambiamos, nos modificamos”, agrega. También le dio tranquilidad saber que Gaspar se enamoró de Blanca antes del cambio.

Al finalizar Un diablo con ángel, TVN programará Hülya, su tercera teleserie turca y la primera que será exhibida en su bloque nocturno. Este escenario no es visto por Zulueta como una mala señal frente a la producción local: “El canal quiere hacer las cosas está bien, y todos sabemos que los recursos de hoy no son los mismos que los de hace unos años. TVN está trabajando en dos producciones más, pero para eso debe preparar el camino. Esto es una estrategia de parrilla, y así es la televisión”.

La actriz, que seguirá en Bellavista 0990 a la espera de nuevos proyectos, sabe que los resultados de sintonía no fueron aplastantes, pero para ella el valor de esta producción está en lo que significó para el canal volver a emitir una ficción nacional a las 22.30 horas, y en volver a construir una audiencia que se había perdido. Pese a los irregulares cómputos de sintonía, la fortaleza del proyecto estuvo en plataformas como las redes sociales.

Sobre Blanca, confiesa que “ha sido uno de los mejores papeles, por lejos, que me ha tocado hacer. Cuando la veo en pantalla me enternece. Es un personaje entrañable”.

Sobre el autor: