*

Culto
Elicura Chihuailaf: “He asumido como una tarea el diálogo con el Chile profundo”

Elicura Chihuailaf: “He asumido como una tarea el diálogo con el Chile profundo”

El destacado poeta, que el año pasado fue candidato al Premio Nacional de Literatura, se presentará mañana en la Cátedra Bolaño de la UDP. Antes de viajar a la Feria del Libro de Buenos Aires y a Francia, donde traducirán uno de sus libros, recorre el país hablando con jóvenes y estudiantes.

El lunes pasado viajaba de regreso a Temuco. En la mañana, de ese día, estuvo en el colegio Santa Marta de Vallenar, en el norte de Chile, conversando de su vida y obra ante unos 400 estudiantes. En junio regresará a otras ciudades del norte del país para realizar otras charlas en colegios y universidades, donde su voz se escucha con atención. “Habitualmente les hablo de nuestra visión del mundo, señalando un camino para estos tiempo, de tanta contaminación y exclusión”, dice el poeta Elicura Chihuailaf (65), autor de libros traducidos a varios idiomas, como el inglés, italiano, portugués, holandés y el griego.

“Elicura Chihuailaf funde lo más íntimo con lo colectivo. Desde su libro más temprano, El invierno y su imagen, hasta sus dos libros más recientes, Recado confidencial a los chilenos y La vida es una nube azul, su historia personal se une con la historia de una nación, haciendo de su poesía una gran invitación, tal vez la más trascendente de nuestro tiempo. La invitación a ser dignos del universo que nos tocó vivir”, escribió el año pasado el poeta Raúl Zurita para apoyar la postulación de Chihuailaf al Premio Nacional de Literatura. Finalmente, el galardón lo obtuvo Manuel Silva Acevedo.

El año pasado, en el GAM, el poeta nacido en la comuna de Cunco, en 1952, presentó el primer volumen de sus memorias, La vida es una nube azul, con la presencia de más de 300 personas. Lectores de todas las edades se acercaron con su ejemplar a pedirle el recuerdo de su firma. Apoyado por la Universidad de La Frontera, a fines del próximo año saldrá el segundo tomo de sus memorias. “En el volumen sigo abordando esta dualidad de ser mapuche y chileno. Y también mostrar el conocimiento de mi propia gente y abordar en ese sentido la visión de mundo”, dice Chihuailaf, quien mañana jueves se presentará en Santiago, como invitado a la Cátedra abierta en homenaje a Roberto Bolaño, de la Universidad Diego Portales. La cita es a las 11:30 horas, en el estudio de TV de la Facultad Comunicación y Letras (Vergara 240). La actividad es gratuita.

“Yo he sido bien sincero y digo que soy mapuche, pero también amo la chilenidad que hay en mí. Entonces trato de establecer un puente entre ambas realidades”, dice Chihuailaf, que a comienzos de mayo viajará a Argentina para participar en la 43° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Luego irá a Francia, para presentar en París y Lyon, la traducción al francés de su libro Sueños de luna azul.

Pero antes de salir al extranjero cuenta su experiencia al visitar diferentes partes del país. “He asumido como una tarea el diálogo con el Chile profundo. En estos tiempos cuando las utopías, aparentemente, están desaparecidas, la conversación se transforma en un acto de subversión. Porque así nos miramos a la cara, a los ojos, para decir que somos todos iguales. Frente a dos grandes preguntas: De dónde venimos y hacia dónde vamos”, dice y se refiere a diálogos que fracasan.

Tras estudiar en Temuco y después en la Universidad de Concepción, Chihuailaf regresó a vivir a su comunidad. “Volví hace más de 10 años a Cunco. Ahora el problema tremendo es que las aguas están desapareciendo. Por el sector ya se han secado unas fuentes que nos abastecían. Esto ocurrió porque llegó la forestal Mininco, que con sus trabajos produce que las aguas vayan desapareciendo”, señala el poeta que vive cerca de un bosque, cuya diversidad está dejando de existir por la falta de agua. “Las autoridades nos hablan de crear red de agua potable. Nosotros no necesitábamos esa red, si no el agua natural. Pero ya generaron ese conflicto y hemos tenido que hacer marchas, por ejemplo, un río que abastece varias comunidades, como es el río Allipén, también está siendo amenazado por las hidroeléctricas y concesiones mineras. El gobierno genera un discurso, pero a la hora de las resoluciones es lo mismo de siempre. Y los privados hablan de propiedad privada, como si la propiedad de las comunidades no fuera privadas”, termina.

Sobre el autor: