*

Culto
El día en que los Ases Falsos mataron a los Fother Muckers

El día en que los Ases Falsos mataron a los Fother Muckers

La transformación de los Fother Muckers en los Ases Falsos ocurrió en solo tres días. No fue coincidencia, la banda chilena de pop rock quería un nuevo renacer y lo hicieron calzar con una conmemoración universal.

El jueves 21 de abril de 2011, los Fother Muckers regalaron a sus seguidores su cuerpo y sangre en formato EP. Entrega tu espíritu fue el nombre dado a aquel pan y vino que los fans comenzaban a disfrutar y compartir como hermanos. Aquella última cena no debía ser sorpresa, el mismo EP tenía por nombre “Muerte a los Fother Muckers un EP Pascual”. Sin embargo, el impacto no fue menor: el viernes 21 de abril, los Fother Muckers habían muerto.

Lo anunciaron los mismos integrantes de la banda. Desde el 2005 creaban música en clave de rock alternativo, pero ya con cuatro álbumes de estudio y dos EP no querían seguir existiendo en la escena musical. En una entrevista, Cristóbal Briceño, vocalista del grupo, aseguró que no fue difícil desprenderse del nombre que ostentaron por 6 años: “Hay que tenerse fe. Uno se va cargando de weás en la vida que parecen indispensables, es rica la sensación de ir abandonando y olvidando y entendiendo que nada es tan importante como parece. Mientras más liviano, más ágil el viaje”.

El sábado todo fue calma, los seguidores de Fother Muckers aún lloraban, pero de a poco encontraban consuelo en los temas de siempre, las canciones recientes y la esperanza de un retorno. El fin era oficial, en los medios no habían señal de que todo fuera una broma o un mal entendido y los músicos, para aumentar el martirio, no se pronunciaban.

Entrega tu espíritu consta de cinco temas bíblicos con título y versos que les confieren dicho calificativo. Todos covers de temas que suelen escucharse en iglesias o colegios religiosos. De burlesco nada, y si lo era, suena “con respeto” como diría Valdivia. Esta fue la despedida de una banda que decidió colgar la guitarra y apagar el micrófono en Semana Santa.



El domingo 24 de abril llegó. Niños- y no tan niños- despertaban entusiasmados por la idea de encontrar huevitos y conejos de chocolate, olvidando que no se celebran las calorías, sino la resurrección de Cristo. Los más devotos reflexionan, los golosos tragan y los melómanos chilensis están por recibir una noticia de un renacer que se aleja de la religión, o al menos de la católica.

Un nuevo grupo anunció su llegada. Ases Falsos apareció en simultáneo con las repeticiones de Jesus de Nazareth y José el Rey de los sueños que los canales de tv abierta no se molestan en renovar. Continuaban como los mismos cuatro integrantes (Cristóbal Briceño, Simón Sánchez, Héctor Muñoz y Martín del Real) y, esta vez, esperaban que la calidad musical aumentara. “Lógicamente queremos ser mejores que los Fother Muckers”, dijo Briceño.

Con nueva página de Facebook, Twitter y un perfil de Wikipedia actualizado, quienes tres días antes eran los Fother Muckers hacían su entrada triunfal a la parrilla musical chilena. ¿Por qué en Semana Santa? Porque, según contó Briceño, les gustaba participar del montaje de la crucifixión.


Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov