*

Culto
Bad Bad Not Good: cuando se unen el hip hop y el jazz

Bad Bad Not Good: cuando se unen el hip hop y el jazz

Antes de presentarse en Primavera Sound en Barcelona o Glastonbury 2017, la banda se presenta en Chile el 4 de mayo. Aquí, por qué es un imperdible de la temporada.

Hace siete años en Ontario, Canadá, se juntaron Matthew Tavares, Chester Hansen, Alexander Sowinski y Leland Whitty en la escuela de Jazz en la que estudiaban y comenzaron a hacer música.

Fue el gusto por el hip hop el que unió a estos alumnos de Jazz en Bad Bad Not Good, banda que llamó la atención de Tyler, The Creator en una de sus presentaciones universitarias, al nivel de que el hiphopero se juntó con la banda a hacer jamming, y como subió un video de esto a youtube, la banda agarró vuelo.



Luego de eso vinieron las colaboraciones, covers, producciones y remixes.

Chester Hansen escribió parte de “Sex With Me”, canción del último disco de Rihanna, y fueron parte también de “0 to 100” de Drake. Además entre sus covers hay uno de Lemonade que hicieron con el rapero Gucci Mane.

Provenientes de un ambiente académico ligado al jazz, fue confuso quizás para los oyentes los guiños hacia el rap/ hip hop que tenía la banda, generando un sonido que no era ni lo uno ni lo otro necesariamente, pero que podía ser las dos cosas al mismo tiempo, o quizás algo nuevo y, por qué no, mejor.

Los acercamientos al hip hop vieron quizás su cénit con el cuarto disco de la banda, editado el 2014, Sour Soul contó con la colaboración de Ghostface Killah (ex Wu Tang Clan) en el disco completo. Fue un disco hecho en conjunto, el que tuvo obviamente un tinte más hiphopero que sus trabajos anteriores.



Su quinto disco de estudio se llamó IV y fue publicado el 2016, álbum de Bad Bad Not Good que por primera vez incluía vocalistas. Éstas fueron colaboraciones con artistas de la talla de Mick Jenkins, Sam Hering y Kaytranada, entre otros. La experiencia de grabar con voces fue nueva para la banda pero como dirían en una entrevista “Las colaboraciones se dieron con cada uno de los artistas. Con todos habíamos hecho colaboraciones así que ya eramos más o menos amigos. Nos juntamos con cada uno de ellos y fue interesante ver que le daban una quinta dimensión a nuestra música”.

Es el quinto disco quizás el que tiene sonidos más variados dentro de su propio catálogo, algo que los hace accesibles a los que gustan del jazz como a los que gustan del hip hop y todo el espectro que hay entre medio.

Bad Bad Not Good es una banda que sabe hacer uso de sus influencias, que pueden ir de Coltraine a Black Sabbath pasando por Debussy, para crear música nueva y que suena distinto a todo lo que nombran. Son una banda que sabe de teoría musical y que aconsejan, para crearla, aprender cada vez más sus bases.

Bad Bad Not Good es una banda actual que vale la pena escuchar y que en Chile se podrá hacer el próximo 4 de mayo en el marco de una serie de presentaciones que organiza la Red Bull Music Academy. Un imperdible de este año.

Sobre el autor: