*

Culto
La guitarra entra por la puerta ancha al Teatro Municipal

La guitarra entra por la puerta ancha al Teatro Municipal

Hoy comienza un ciclo que busca difundir a los concertistas de este instrumento.

La última vez que el guitarrista chileno Luis Orlandini (1964) se presentó en el Teatro Municipal fue hace dos décadas, en 1996, con el Concierto para guitarra y pequeña orquesta, del compositor brasileño Heitor Villa-Lobos. Desde entonces, el prestigio y la excelencia de Orlandini no ha hecho más que crecer en forma inversamente proporcional a la atención que el Municipal le daba a los guitarristas chilenos. Es decir, por alguna extraña razón, el principal teatro clásico del país se fue cerrando a la recepción del más popular de los instrumentos. Es recién ahora que esta omisión comienza a repararse: desde hoy y durante todo el año se desarrollará el Ciclo de Guitarra Clásica que incluirá cinco presentaciones con algunos de los mejores intérpretes chilenos.

“El sueño era lograr tener este espacio para la guitarra. En los otros teatros de Chile hemos tocado bastante, pero acá no con la regularidad que hubiéramos deseado. Sin embargo, con el cambio de administración en el Teatro se allanó el camino para que empezáramos con este ciclo. Hoy es la primera prueba y dependiendo de cómo nos vaya nos proyectaremos para volver en años siguientes”, dice Luis Orlandini, el gestor de la iniciativa y quien se presentará el 21 de noviembre con piezas originalmente escritas para guitarra de Mauro Giuliani y Fernando Sor y con obras para piano de Edvard Grieg, Johannes Brahms y Enrique Granados en transcripción.

Luis Orlandini y Romilio Orellana: ambos intérpretes se presentarán por separado en el Teatro Municipal.

“No sólo se trata de que toquemos nosotros, sino que hay que responder al gran desarrollo que ha tenido la interpretación de guitarra en las últimas décadas en nuestro país”, explica el intérprete, que fue premiado en 1989 en el Concurso Internacional de Munich y que ha grabado para los sellos internacionales Arte Nova y Koch-Schwann. “La idea detrás de este primer ciclo es tratar de dar una muestra representativa de intérpretes de calidad en nuestro país y no solamente entre los que están acá, sino que también a algunos que se presentan en el extranjero, como es el caso de Sebastián Montes, que toca en Alemania”, comenta el músico, profesor en las universidades de Chile y Católica.

El ciclo parte hoy a las 19.30 horas con el concierto de Carlos Pérez con obras transcritas para guitarra de Domenico Scarlatti, Johann Sebastian Bach, Isaac Albéniz y el compositor brasileño Ernesto Nazareth. El 6 de junio sigue Romilio Orellana (que además tiene un dúo con Orlandini), con piezas de Violeta Parra y Astor Piazzolla, entre otros, para dar paso el 29 de agosto al dúo KM (Katrin Klingeberg/Sebastián Montes) con obras de De Falla, Soler y Giuliani, por citar algunos. El 3 de octubre se presentan Oscar Ohlsen y Eduardo Figueroa con una serie de composiciones de músicos coloniales latinoamericanos, y el 21 de noviembre cierra la temporada Luis Orlandini. “La guitarra es muy popular porque es parte de nuestra identidad y también porque puede circular entre muchos géneros, de lo clásico a lo popular. Eso lo hace un instrumento muy atractivo para los jóvenes y por lo mismo me toca ver una gran cantidad de estudiantes talentosos en las universidades”, agrega.


Grandes Guitarristas: Desde el 4 de abril al 21 de noviembre en Teatro Municipal: Carlos Pérez, Romilio Orellana, Dúo KM, Oscar Ohlsen y Eduardo Figueroa, Luis Orlandini. 19.30 h. Desde $ 6.000.

Sobre el autor: