*

Culto
Javiera y Ángel homenajean a la familia Parra en uno de los shows más emotivos de Lollapalooza

Javiera y Ángel homenajean a la familia Parra en uno de los shows más emotivos de Lollapalooza

Los hermanos se presentaron juntos tocando canciones del repertorio de Violeta y hicieron un sentido recuerdo de su padre Ángel, recientemente fallecido.

No era difícil entender que lo que estaba ocurriendo en el Aldea Stage de Lollapalooza era un instante muy especial. Juntos, solo con guitarra y percusión, en un show sencillo al lado de las principales bandas, Javiera y Ángel Parra protagonizaban uno de los momentos que será recordado de este Lollapalooza 2017: un homenaje a su abuela Violeta que todos sabían que tenía un significado aún mayor.

El guiño explícito vino después de “Gracias a la Vida”, cuando Javiera usó esa misma fórmula para decir que agradecía a la vida por haber tenido un padre como Ángel, el miembro del clan recientemente fallecido.

El público del Aldea Stage, que había seguido en un respeto ritual la presentación, casi como si fuera una misa, estalló en un aplauso de un minuto para quien fuera quizás el compositor y músico más icónico de la Nueva Canción Chilena.

Porque, aunque de fondo estaba la conmemoración del centenario de Violeta -un ícono tan potente que a esa hora ya Weichafe, otra de las bandas de Lollapalooza, se había despachado su propia versión de Gracias a la Vida-, la instancia se transformó en un homenaje a los Parra, una de las familias más prolíficas de la cultura chilena.

Y si el audio de bajos proveniente de los otros escenarios por momentos estorbaba para seguir la presentación, el formato íntimo del Aldea Stage se mostraba ideal para acoger algo que fue más que un show, un momento de agradecer a los Parra y reconocer el talento que, durante casi un siglo, ha marcado a las artes chilenas.

Sobre el autor: