*

Culto
Cómo la nueva teleserie de Mega aborda las marchas

Cómo la nueva teleserie de Mega aborda las marchas

Tranquilo Papá es una de las pocas producciones que ha integrado las manifestaciones ciudadanas en su trama.

Mega lanzó un avance de su nueva teleserie vespertina, Tranquilo Papá, en el que se puede ver al protagonista de la historia, el millonario Domingo Aldunate (Francisco Melo), aburrido de mantener a su familia y no obtener nada a cambio.

En el clip también aparecen varios personajes de la historia; incluida su familia, en donde Santi (Augusto Schuster), su hijo flojo y mantenido se interesa en Madonna (Paula Luchsinger), una adolescente que asiste a marchas y a la que se muestra integrando movimientos sociales; en el video sale primero encapuchada huyendo, y luego pintando lienzos y avanzando junto al resto de los participantes de una manifestación masiva. Cuando un amigo le pregunta a Santi que desde cuándo le interesan las marchas, el otro contesta: “Cuando se llenaron de minas ricas”.

Paula Luchsinger como Madonna. Foto: Mega.

A pesar que desde 2011 el movimiento estudiantil ha protagonizado la contingencia, y que en los últimos años múltiples causas han repletado las calles -la discriminación hacia los homosexuales, el medio ambiente, la igualdad de género y el sistema de pensiones-, sólo algunas producciones dramáticas habían incorporado a un personaje que asistiera de modo frecuente a estas instancias o que formara parte de un círculo donde marchar es casi parte de una rutina habitual. Por ejemplo, el personaje interpretado por Constanza Piccoli en Mamá Mechona (2014) era una dirigente estudiantil que planeó la toma de su universidad.

Una de las guionistas de Tranquilo Papá, Elena Muñoz, explica que Mega decidió integrar el personaje de Luchsinger a la nueva apuesta principalmente porque “es una temática muy actual y que está ligado a un grupo importante de jóvenes en este país”. Además, según la guionista, el rol de Madonna significa “hablar un poco de esta nueva voz de muchos jóvenes, que es una voz muy renovada, muy positiva, muy revolucionaria en el buen sentido, muy constructiva. Es una juventud más bonita, porque está preocupada de cosas tan concretas, son los que vienen con la bandera de hacer cambios y defender cosas que se han perdido en la sociedad y en el mundo”.

Según explica, esta combativa estudiante de cuarto medio asiste a todas las manifestaciones que puede, desde las que defienden la diversidad sexual hasta las que se expresan por la reforma educacional. “Es un personaje muy altruista que por cosas de la vida se juntará con otro mundo que después va a influenciar”, describe Muñoz.

El papel de Madonna también levanta un paralelo con Pituca sin lucas, el éxito vespertino de hace tres años en la misma señal, también escrito por Muñoz. En esa historia, un personaje buscaba representar los mismos valores que Madonna: Gladys (Fernanda Ramírez), la hija del protagonista Manuel Gallardo (Alvaro Rudolphy), una estudiante de medicina de primer año fiel a los principios políticos de su padre y que participa activamente del movimiento estudiantil, convocando a movilizarse o concurriendo a los paros de su universidad.

Eso sí, en la comparación, Madonna aparece como una activista cuya vida gira en torno a esas experiencias. La guionista cuenta que han apostado por un determinado perfil de jóvenes: “Los que puedes ver en la calle y no los que inventan en el computador”.

Sobre el autor: